30/06/2022
10:35 PM

Más noticias

Pastor evangélico sería sucesor de los Valle Valle

Se haría pasar como pastor mientras lidera operaciones del clan en Copán, según Fiscalía.

San Pedro Sula, Honduras.

Megaoperativos policiales desplegados el lunes en distintas regiones del país, destinados a desarticular operaciones de clanes ligados al narcotráfico, dieron con un presunto pastor evangélico que habría heredado operatividad criminal en el occidente de Honduras.

Según el informe del Ministerio Público, en medio de las operaciones Fariseo y Aurora, un presunto narcotraficante, que se hace pasar como pastor de una congregación religiosa evangélica, habría sido uno de los sucesores operativos del clan Valle Valle, uno de los cárteles de la droga más prolíficos en la historia del país y cuyos fundadores guardan prisión en Estados Unidos.

Según las indagaciones de entes fiscales, el hombre, cuya identidad no ha sido revelada por autoridades, dirige operaciones en los municipios occidentales de Nueva Arcadia, La Jigua y la zona fronteriza de El Florido, en Copán.

Fachada de la iglesia que, según MP, frecuenta el presunto líder de la organización criminal.

Pertenecería a la banda criminal denominada “Los Sabuesos”, a la que le decomisaron bienes muebles e inmuebles, ayer, en múltiples operaciones policiales. Otra de las estructuras criminales sindicadas en la investigación es “Los Pelones”.

Sicarios comandan tráfico de drogas en occidente

Las autoridades del Ministerio Público contrarrestaron ayer las actividades de tráfico de drogas, lavado de activos y delitos conexos de las estructuras criminales denominadas Los Pelones y Los Sabuesos, sucesores de los cárteles de los Valle Valle y José Mauricio Castillo alias Macho Prieto.

En la Operación Fariseo las autoridades de la Fiscalía y la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) le asestaron un duro golpe a esas dos estructuras criminales con la ejecución de 22 allanamientos, 70 aseguramientos y siete inspecciones.

Las acciones tuvieron lugar en La Entrada, El Florido y La Jigua, todos en el departamento de Copán, sitios donde se aseguraron diez bienes inmuebles, 11 sociedades mercantiles y 49 vehículos, propiedad de varios integrantes de ambas organizaciones que operan en el occidente del país y con conexiones en Guatemala, Panamá y Estados Unidos.

También en San Pedro Sula ejecutaron dos allanamientos y en uno de ellos capturaron a uno de los supuestos miembros de las estructuras criminales. La detención de Marlon Josué Aguilar Tábora la ejecutaron en la residencial Casa Maya.