TEGUCIGALPA

Cuatro horas de angustia y desesperación por no saber adónde se encontraban sus hijos vivió la mañana del lunes Denis Celina Martínez, madre de los dos niños que fueron ahorcados en la comunidad de Tierra Prometida, de la aldea Las Minitas de Esquías, Comayagua.

La mujer de 23 años muy consternada reclamó la mañana de ayer en la morgue de Medicina Forense los cuerpos de sus dos hijos identificados como Axel Omar Gonzáles Martínez (de 3) y Wilmer Adalin Gonzales Martínez (de 6), quienes perdieron la vida a manos de Fredy Omar Gonzales Martínez (de 26), quien se suicidó al cometer el doble crimen.

Fredy Omar era el padre de Axek Omar y padrastro de Wilmner Adalín y porque celaba a su compañera de hogar determinó quitarles la vida a los menores al colgarlos con un lazo de un árbol en medio de una finca de café.

“Se llevó a los niños a las 8:00 am y fue hasta las 12:00 m que me dijeron que estaban muertos en el cafetal”, dijo Denis Celina Martínez afuera de la morgue.

“Mis hijos eran inocentes, no sabían nada. Lo querían. Nunca esperé que mi marido iba a hacer esto. Yo lo denuncié porque él me maltrataba”, manifestó la mujer, originaria de Marcala, La Paz.