28/01/2023
12:01 AM

Más noticias

Mujer vinculada a masacre ya no comparte cárcel con Rosa Elena de Lobo

La policía informó que fue trasladada de la prisión de Támara, donde está recluida la madre de Saíd Lobo, una de las cuatro víctimas.

Tegucigalpa, Honduras.

Aunque se desconoce hacia qué prisión fue trasladada, la policía hondureña informó sobre el movimiento en el caso de la mujer detenida por sospecha del cuádruple crimen del jueves por la madrugada en Tegucigalpa, en el que murió Saíd Lobo, hijo del expresidente Porfirio Lobo Sosa y Rosa Elena Bonilla, recluida, esta última, en el módulo femenino de Támara.

Miguel Martínez Madrid, portavoz policial, informó que Norma Alicia García, de 58 años de edad, ya permanece detenida en otra prisión, después de estar dos días en Támara.

Un juzgado con Competencia Territorial Nacional dictó la noche del este domingo detención judicial contra Norma Alicia García a quien el Ministerio Público señala por su participación en la masacre en la que murió el hijo del expresidente Porfirio Lobo Sosa, Said Lobo, junto a tres jóvenes más.

La mujer de 58 años es acusada por el delito de asociación para delinquir y participante a título de cómplice en el delito de asesinato de los cuatro jóvenes a la salida de un bar en el Bulevar Morazán.

Las autoridades la vinculan a los asesinatos de Said Omar Lobo Bonilla, Norlan Enrique Rodríguez, Salomón Vásquez Chávez y Luis Armando Zelaya Rivera, crimen ocurrido la madrugada del pasado 14 de julio.

La encausada fue detenida en la colonia Miraflores Sur, el viernes 15 de julio, dentro de una vivienda en donde además se ubicó el vehículo utilizado en la masacre y que está plenamente identificado gracias a las cámaras de seguridad en el sitio del cuádruple crimen.

La audiencia inicial se celebrará el próximo jueves 21 de julio a las 8:00 de la mañana.

DOS ACUSADOS MÁS

Dos sujetos sospechosos de haber participado en la masacre que dejó cuatro muertos el pasado 14 de julio de 2022, entre ellos un hijo del expresidente Porfirio Lobo, fueron enviados a la cárcel luego de que una juez les dictara la medida de detención judicial.

Los supuestos implicados se llaman Erick David Macías Rodríguez y Ever Ezequiel Espinoza, quienes se presentaron este martes a la audiencia de declaración de imputados, sospechosos de los delitos de asesinato y asociación para delinquir.

La audiencia inicial quedó programada para el próximo lunes 25 de julio a las 8:00 am. Hasta esa fecha se sabrá si se les dicta un auto de formal procesamiento o si, por el contrario, les otorgan un sobreseimiento.