29/06/2022
09:12 PM

Más noticias

Misterio ronda el asesinato de madre e hija en Tegucigalpa

Alex Berríos, esposo y padre de las víctimas, sigue desaparecido. Su camioneta fue abandonada.

Tegucigalpa, Honduras.

Un manto de misterio envuelve el asesinato de una madre y su hija ocurrido en la residencial Las Cumbres, aledaña a Lomas del Guijarro, en la capital.

El paradero del padre y esposo de las víctimas se desconoce.

A más de 24 horas de conocido el hecho, las autoridades manejan varias líneas de investigación, entre ellas el ambiente familiar y laboral de Clara Francis Melara García (48) y su hija Alexandra Berríos Melara (17).

Sus cadáveres hasta la noche de ayer no habían sido retirados de la morgue del Ministerio Público. Se supo que en las próximas horas familiares de las víctimas, residentes en Estados Unidos, estarían llegando al país para hacer el trámite correspondiente para sepultarlas.

Entre las acciones, los agentes asignados al caso investigan el paradero de Alex Berríos, quien se encuentra supuestamente desaparecido.

Vea más noticias policiales

Como parte de las diligencias, las autoridades policiales investigan los antecedentes policiales de Berríos, ya que había información preliminar sobre una supuesta detención, años atrás, por robo de vehículos.

Además, se investiga qué nexos o negocios pudo hacer con autoridades de Gobiernos pasados. Según las declaraciones que vecinos del lugar ofrecieron a los agentes de investigación, desde el pasado domingo no miraban a Alex, a quien describieron como una persona que no se relacionaba con nadie de la zona.

Afirmaron que el empresario -dueño de al menos dos car wash en diferentes puntos de la capital- siempre andaba acompañado por cuatro guardaespaldas que usaban armas largas.

Dijeron que Alex usaba una camioneta blindada para transportarse junto a uno de sus guardias; los otros tres viajaban en otra camioneta que le daba seguimiento.

Los vecinos afirmaron a los detectives que ni el empresario ni sus guardias fueron vistos desde el domingo pasado. Sin embargo, la mañana del jueves, a la vivienda ingresaron tres sujetos desconocidos que se llevaron tres lujosas camionetas, supuestamente blindadas, que se encontraban en el parqueo de la residencia.

Vecinos afirmaron que les resultó extraño saber que las habían matado. Constantemente escuchaban las discusiones que sostenía la pareja y las cuales se extendían hasta en horas de la madrugada, pero no escucharon ruidos que les indicara que estaba sucediendo algo más grave. Según los pobladores de la zona, “era una pareja conflictiva, peleaban mucho”, comentó la fuente.

El cadáver de Francis fue encontrado en el estacionamiento de la casa, al lado de un automóvil BMW, en el cuello tenía enrolladas dos sogas con las cuales la estrangularon.

De la menor dijeron que su cadáver quedó en la segunda planta, en su habitación.

Ahí, los detectives encontraron evidencias de que la jovencita intentó defenderse de sus homicidas, pero al final también fue estrangulada.

Unas horas después de que se descubrieron los cadáveres de madre e hija, las autoridades policiales encontraron la camioneta negra blindada, Toyota Land Cruiser, placas PDG-3108, propiedad de Alex Berríos, abandonada frente a la iglesia Casa de Dios, en la colonia Loarque.