Cortés, Honduras

Un comerciante fue ultimado a balazos en las últimas horas en la colonia López Arellano de Choloma, Cortés, en la zona norte de Honduras.

La víctima fue identificada como Edwin Arellano, quien también era pastor de jóvenes en una iglesia evangélica de la zona.

El dueño de la taquería fue atacado a balazos dentro de su negocio supuestamente en un intento de asalto. En la acera se encontraron varios casquillos de arma de fuego.

Edwin Arellano falleció cuando era trasladado de emergencia al hospital público Mario Catarino Rivas de San Pedro Sula.

Honduras cerró el 2020 con una reducción de los homicidios superior al 15 % con respecto a 2019. Con un índice de al menos 37 asesinatos por cada 100.000 habitantes, pese a las medidas de restricción de movilidad por la pandemia de covid-19.