25/05/2024
01:59 PM

Le caen 15 años de cárcel al octavo implicado en tragedia de cuatro muertos afuera del estadio Nacional

Elmer Misael Baquedano Zúniga participó en la muerte del aficionado del Motagua, David Antonio Zepeda.

Tegucigalpa, Honduras.

La Fiscalía Especial de Delitos Contra la Vida, mediante procedimiento abreviado logró una pena de 15 años de reclusión contra Elmer Misael Baquedano Zúniga, como coautor del asesinato del aficionado del Club Deportivo Motagua, David Antonio Zepeda.

De acuerdo con la relación de hechos el 17 de agosto de 2019, miembros de barras de fanáticos protagonizaron una serie de disturbios en las afueras del Estadio Nacional, minutos antes de las 7:00 pm, hora en que debía disputarse el clásico del fútbol hondureño Olimpia – Motagua.

El nivel violencia se tornó extremo y varios de los aficionados que rivalizaban pasaron de los golpes al uso de palos, tubos, piedras y objetos punzocortantes, lo que dejó un saldo fatal de cuatro personas.

En esta misma causa penal, a inicios de febrero fueron condenados a 15 años de reclusión Brayan Josué Gonzáles Mendoza, alias El Negro, Iván Alberto Umanzor Gómez, alias Benjamín, José Jaime Godoy García, José Orlando Espinal Franco, alias Charly Espinal, así como Maverick Ariel Portillo Rueda, por el asesinato de Carlos Fernando Alvarado Meza.

Asimismo, 15 años de reclusión le impusieron a Denis Alejandro de la O Hernández, alias Pangola, por el asesinato de David Antonio Zepeda, mientras tanto, a Fabrizzio Alejandro Landaverde Urbina, alias Arroz, le dictaron una pena de 30 años de reclusión por el asesinato de David Antonio Zepeda Zúniga y Belis Antonio Baquedano Méndez.

En este mismo caso están acusados también Ramón Eduardo Cruz Bonilla, Marco Antonio Cáceres Mendoza y Manuel Alejandro Rodríguez Medina, quienes se someterán a juicio oral y público.

Imágenes de los cuatro aficionados atacados con saña en las afueras del estadio capitalino.

El caso inicialmente lo conoció la sección de instrucción de la Fiscalía y luego de la presentación del requerimiento y las aprehensiones, el expediente se trasladó a agentes de tribunales de la sección de estructuras criminales organizadas.

Fue así que el 21 de agosto de 2019, fiscales desarrollaron varios allanamientos recolectando elementos materiales probatorios que permitieron esclarecer el suceso. Estos registros de morada se llevaron a cabo en sectores aledaños del municipio de Valle de Ángeles, Francisco Morazán.

Posteriormente, el 15 de noviembre se efectuaron las capturas bajo la dirección técnica-jurídica de la Fiscalía y en coordinación con la Dirección Policial de Investigaciones (DPI). Se realizaron 11 allanamientos en las colonias capitalinas Villanueva, Nueva Suyapa, Jerusalén, San Martín, Mary de Flores, Cerro Grande y barrios El Centro y Santa Rosa, mientras que en la ciudad de Choluteca fue en los barrios Sagrado Corazón, Guadalupe y El Cortijo.

La prueba científica recabada muestra la secuencia de imágenes captadas en cámaras de seguridad del Sistema de Emergencia 911, analizados por los laboratorios de vídeo forense del MP y la DPI, también se presentaron más declaraciones de testigos claves tomadas bajo la formalidad de prueba anticipada. Igualmente, la prueba de patología y genética forense fue decisiva para demostrar la implicación de los encausados.