25/06/2022
12:18 AM

Más noticias

Jefa de la Atic no se suicidó, la mataron, revela certificación de Medicina Forense

Certificación de Medicina Forense con el dictamen enviado a Fiscalía Regional de Copán revela que hubo homicidio.

Tegucigalpa, Honduras.

No hubo suicidio, la manera de muerte de la agente de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) fue homicida, así lo revela una certificación que emitió Medicina Forense y que aparece refrendada por el Ministerio Público donde se confirma que a Sherill Yubissa Hernández Mancía la mataron.

La serie de incongruencias encontradas en la escena del crimen, ocurrido el pasado 10 de junio en un apartamento que rentaba en el barrio El Calvario, en Santa Rosa de Copán, dejaron más dudas que certezas.

La modificación de la escena quedó al descubierto. A esto se sumó la no intervención de la Policía Nacional, de la Dirección Policial de Investigación (DPI), así como del médico forense de la zona, a quienes los mismos agentes de la Atic les negaron el acceso.

Asimismo, la versión inicial que la Atic dio en el lugar de los hechos apuntó a un suicidio, sin haberse agotado las diligencias investigativas y pruebas científicas, donde fueron sus compañeros los que confirmaron esa versión, pero la única pista para descubrir la verdad de lo que ocurrió esa noche la reveló el cadáver de la agente.

La autopsia se convirtió en el camino a seguir para tener los elementos probatorios que confirmaran si hubo suicidio o no. Ese dictamen lo entregaron a la Fiscalía de Santa Rosa de Copán el jueves anterior y confirmó las sospechas de que Sherill no se disparó.

Medicina Forense confirma que la manera de muerte de la agente de la Atic fue homicida.
Dictamen

El dictamen lo entregaron a la Fiscalía y reúne un 90% de las pruebas recabadas. Cada una de ellas revela cómo apagaron la vida de la agente de investigación, quien, según sus familiares y amigos, nunca dio indicios de una conducta suicida.

“Era alegre, optimista, luchadora, una persona que solo buscaba superarse. Jamás cruzó por su mente quitarse la vida, por eso desde un inicio exigimos una investigación profunda para que se determinara qué le pasó a nuestra amiga”, dijo uno de los compañeros de universidad de Sherill Yubissa Hernández (29).

La certificación

La certificación forense revela que en la autopsia número A-SPS-0999-2018 se establece que “la causa de muerte fue por una herida de proyectil de arma de fuego, la que le provocó traumatismo craneoencefálico abierto y laceración cerebral. Manera de muerte: homicida”, revela el documento oficial al que tuvo acceso exclusivo LA PRENSA.

A tres semanas de la muerte de la agente de la Atic, el caso sigue bajo la coordinación de los fiscales en Santa Rosa, pese a que se anunció que sería manejado por la Fiscalía de Delitos contra la Vida de Tegucigalpa, lo que no ocurre hasta la fecha.

En aras de la objetividad en el caso, Medicina Forense solicitó también que fuera investigado por la DPI, sin embargo, la Atic sigue guiando el caso.

Con las conclusiones del Protocolo de la Autopsia practicada a Sherill Yubissa se deberá reorientar la investigación para que se determine qué ocurrió entre el domingo 9 y lunes 10 de junio.

De esta manera se concluirá quiénes fueron las últimas personas que la vieron con vida, pues los vecinos relataron que se oyó una discusión, pero nunca un disparo y por qué no se permitió la presencia a la Policía y al médico forense en la escena.

Hay varios hilos sueltos en el caso y con la entrega del dictamen forense a la Fiscalía se espera que se tomen acciones para que la muerte de la oficial de la agencia insigne del Ministerio Público no quede impune.

Sherill Yubissa, dos semanas antes de su muerte, había sido nombrada como jefa de la Unidad Anticorrupción de la Atic en Santa Rosa de Copán y estaba muy contenta por su ascenso en la institución.