29/11/2022
12:43 PM

Más noticias

Honduras: Matan a jefe antinarcóticos

Esta mañana desde una motocicleta acribillaron al Director de Lucha contra Narcotráfico, Julián Aristides González, frente a una escuela José Cecilio del Valle en Tegucigalpa.

A las cinco de la mañana fue asesinado el General Julián Aristides González, titular de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico, Dlcn. El oficial se conducía en una Nissan Patrol por el Barrio Guanacaste cuando fue interceptado por desconocidos a bordo de una motocicleta en las cercanías de la escuela José Cecilio del Valle.

A González 'le dispararon desde una motocicleta en El Guanacaste', una calle muy transitada del noreste de Tegucigalpa, mientras viajaba en su vehículo, dijo a la AFP el portavoz policial Daniel Molina.

Un detective que inspeccionaba la escena del crimen, antes del levantamiento del cadáver por parte de las autoridades judiciales, relató a radioemisoras que González transitaba sin escoltas en el vehículo y de repente aparecieron dos personas que lo atacaron a balazos. 'Se han encontrado casquillos alrededor del vehículo' y el cuerpo quedó dentro del auto, dijo el oficial.

El crimen del general González, en un país que tiene una de las mayores tasas de homicidios de América Latina, ocurrió mientras el gobierno interino y el presidente electo Porfirio Lobos intentan obtener reconocimiento internacional para superar el aislamiento que vive Honduras desde el 28 de junio. Honduras, como el resto de América Central, es considerado un país de tránsito de la droga desde Sudamérica hacia Norteamérica.

Trascendió que el general circulaba sin resguardo al momento del crimen. La autoridades investigarán por qué razones Gonzáles no viajaba con su acostumbrada escolta.

El general retirado siempre hacía el recorrido de Santa Lucía (al este de Tegucigalpa) donde residía, a la escuela Pinares ubicada en El Hatillo, para dejar a su hija y luego se dirigía a la oficina, informó su guardaespaldas.

Cerca de las nueve de la mañana, el cuerpo aún se encontraba en el interior del automóvil, mientras los agentes policiales realizaban el señalamiento de las evidencias. Más de 15 casquillos de bala fueron encontrados en la escena, de estos, al menos seis proyectiles impactaron contra el fallecido, según confirmó la Policía Nacional de Honduras.

'Todavía estamos en este proceso de recolección de indicios de lo que es la preliminar de este caso y estamos empeñando todo nuestro personla, todas nuestras herrammientas técnicas y científicas para tratar de esclarecer lo más pronto posible este hecho criminal', declaró el comisionado Francisco Murillo López.

Según Murillo, aún se desconoce el móvil del asesinato y únicamente se puede deducir que su labor haya derivado el crimen. 'Todo apunta de que es una reacción de estos grupos (narcotraficantes) al sentirse debilitados'.

'El ya estaba alertado sobre la información de inteligencia que se tenía que estos grupos iban a tratar de eliminar a altos jefes policiales', comentó.

González, de 57 años, dirigía desde hace cinco años la oficina que dependía de la Fiscalía General de Honduras y tenía programado retirarse dentro de un par de meses y posteriormente establecerse en Canadá, aseguró el portavoz policial Orlin Cerrato. El militar retirado denunció a mediados de 2008 amenazas de muerte por narcotraficantes, que no identificó.

El fiscal general adjunto Roy Urtecho aseguró que el crimen 'no quedará impune... hallaremos a sus asesinos para que la justicia los castigue'.

La fiscal especial de Derechos Humanos, Sandra Ponce, afirmó a la AP que el militar no contaba con ningún dispositivo de seguridad. 'El no tenía guardaespaldas, decía que no los necesitaba porque tenía su conciencia tranquila', expresó.González, sin embargo, denunció a mediados de 2008 amenazas de muerte por narcotraficantes, que no identificó.

El fiscal general Luis Alberto Rubí aseguró en rueda de prensa que 'este es un ataque contra el estado de Honduras y lo aceptamos porque la muerte de este funcionario incorruptible, valiente no será en vano. Buscaremos, si es posible bajo las piedras, a sus victimarios para capturarlos y someterlos al imperio de la ley'. Señaló que 'hoy, Honduras declara la guerra permanente a los narcotraficantes con el fin de que se alejen de nuestra patria'.

Este año, la fuerza antidrogas que González dirigía desmanteló al menos cinco pistas clandestinas que los traficantes usaban para traer aeronaves con drogas a esta nación centroamericana, había arrestado una decena de sospechosos de narcotráfico y en operaciones se había incautado de cinco toneladas de cocaína.

González dijo el lunes en una rueda de prensa que los colombianos utilizaban nuevas rutas aéreas nacionales para trasladar la droga de ese país a Estados Unidos e instó a la población a ayudarlo a combatir el problema.Según cifras oficiales, los narcotraficantes pasan por el territorio hondureño alrededor de 100 toneladas al año sólo de cocaína rumbo al mercado estadounidense.

El General, en una entrevista que había concedido a LA PRENSA en días pasados, manifestó que tenía bajo investigación centenares de expedientes contra denunciados por narcotráfico, pero el funcionario no quiso confirmar si tenía expedientes de jueces, fiscales y policías, como lo denunció el ministro de Seguridad, Jorge Alberto Rodas; sin embargo, dijo que ese delito es la causa principal del incremento de las muertes violentas.

Noticia en proceso