22/04/2024
12:46 AM

Bus arrastró al microbús 100 metros en una curva en carretera a Copán

El choque entre dos unidades de transporte dejó como resultado fatal la muerte de 9 mujeres y 8 hombres en San Juan de Opoa, Copán. Unas 12 personas sobrevivieron, pero están delicadas.

SAN JUAN DE OPOA

“Escuchamos el choque y los gritos de la gente. Corrimos a ayudar, pero encontramos que la mayoría de pasajeros del bus pequeño estaban muertos”, contó un vecino del municipio de San Juan de Opoa.

Esta comunidad de Copán se despertó ayer con la nefasta noticia de que al menos 17 personas perdieron la vida y otras 12 resultaron gravemente heridas luego que un autobús de pasajeros fuera embestido por otro bus en la carretera CA-11A, entre Santa Rosa de Copán y Gracias, Lempira.

Listado de muertos y heridos en tragedia de San Juan de Opoa

La tragedia ocurrió a eso de las 6:30 am. El bus con placas HAL 8616 recorría la ruta Lepaera - Santa Rosa y a la altura de la aldea La Montañita, en San Juan de Opoa, chocó frontalmente con la unidad que procedía de Ocotepeque, el cual, según testimonios, le quitó el derecho de vía en una curva.

Vecinos oyeron el estruendo del choque y contaron que el bus con placas JAB 6465 en el que solo viajaba el conductor, su ayudante y una mujer, debido a que ya había trasladado migrantes de Sudamérica y que transitan por Honduras en su ruta a Estados Unidos, embistió a la otra unidad de transporte que llevaba 30 pasajeros.

<b>Las dos unidades de transporte chocaron frontalmente en San Juan de Opoa, Copán. Fotos: Mariela Tejada.</b>

El fuerte encontronazo que se dio en una pendiente de la carretera internacional fue tan brutal que los dos buses quedaron enlazados entre sí.

El impacto provocó que unos cuerpos se salieran por las ventanas y otros quedaran atrapados en el amasijo de metal de la unidad de transporte pequeño. Por un tramo de aproximadamente 100 metros, distancia en la que el bus de pasajeros fue arrastrado por la unidad más grande, quedaron tiradas las pertenencias de las víctimas, zapatos cubiertos de sangre y restos de los automotores incluyendo las puertas.

Jimmy Abdul Orellana, comandante del Cuerpo de Bomberos, relató que “es un accidente muy impactante incluso para nosotros como socorristas. Nos concentramos en dar primeros auxilios a las víctimas y luego trasladarlas al Hospital de Occidente”.

A las labores de socorro se unió personal del 911, Cruz Roja, paramédicos y otros servicios privados, los cuales trasladaron a los sobrevivientes al Hospital de Occidente.

Orellana dijo que la mayoría de los pasajeros murieron en el lugar, “casi instantáneamente porque tenían lesiones muy graves”.

El reporte del Cuerpo de Bomberos establece que en el lugar del accidente murieron 15 personas, mientras que otras dos perdieron la vida en el hospital.

En el lugar del accidente se escuchaban desgarradores lamentos de los familiares, lloraban amargamente sobre los cuerpos en el pavimento.

Ángel Aguilar, padre de una de las víctimas mortales, pidió a las autoridades que “castiguen a los responsables de esta tragedia. Muchos conductores de esos buses manejan de manera temeraria y no parece que trasladan personas sino animales”. Se supo que las víctimas procedían de comunidades de los municipios de Lepaera, Las Flores, Coalaca y San Juan de Opoa.

Familiares que llegaron al lugar del siniestro relataron que entre las víctimas había obreros, maestras, guardias de seguridad y policías. En el accidente murieron 9 mujeres y 8 hombres.

Heridos

Lesbia Villeda, portavoz del Hospital de Occidente, informó que la mayoría de los sobrevivientes tienen lesiones graves, sobre todo en el rostro y cabeza. Un helicóptero de las Fuerzas Armadas trasladó a San Pedro Sula a Alexander Ramírez, quien sufrió un trauma encefalocraneal severo.

Villeda afirmó que la mayoría de los sobrevivientes tuvieron que ser intervenidos quirúrgicamente debido a las lesiones.

Víctimas

En el lugar del hecho perecieron 15 personas y en el hospital murieron otras dos.

1. Kelin Yosiris Días Deras (de 20 años)

2. Eusebio Hernández Cabos (de 59)

3. Sevelio Esquibel Tábora de (de 46)

4. Neptaly Alberto Turcio Pérez (de 34)

5. Leonel Torres Miranda (de 52)

6. Karol Amarilis Suárez (de 36)

7. Enma Fidelina López (de 47)

8. Belkin Yolani Miranda (de 23)

9. Mari Concepción Martínez (de 36)

10. Pedro José Vargas Membreño (de 21)

11. Denis Omar Mejía Martínez (de 15)

12. Marco Tulio Villanueva (de 52)

13. Denis Alberto Zabala Rodríguez (42)

14. Yojary Grissel Gonzales Velásquez (19)

15. Wilson Anael Banegas Alvarado (25)

16. Ada Fidelia Aguilar Herrera (de 37)

17. Marlon Azael Tábora (de 14)

Entre los hospitalizados con lesiones graves en la cabeza y rostro se encuentran 12 personas

1. Rony Javier Villeda Menjívar (de 23)

2. Nery Villanueva (de 48)

3. Sendy Eunice González Velásquez

4. Roger Donaldo Pineda (de 38)

5. Francis Martín Torres (de 37)

6. José Alexander Ramírez (de 27)

7. Raúl Omar Murillo (de 45)

8. Karla Maldonado (de 40)

9. Norma Leticia Carbajal (de 41)

10. Wilfredo Baca Carrasco (de 29)

11. José María Santos

12. Desconocido

Con lágrimas, adolorida de sus extremidades por el impacto, una mujer que fue testigo del accidente relató los instantes previos a que ocurriera el choque entre el bus y el rapidito de los 30 pasajeros.

La mujer identificada como Patricia Chicaiza, de origen sudamericano, relató que en la frontera de Agua Caliente, con Guatemala, pidió al conductor del bus que trasladaba migrantes a ese punto fronterizo que la llevara de Ocotepeque a la capital Tegucigalpa.

La mujer fue testigo de que una hora antes del siniestro el conductor del bus grande, identificado como Wilfredo Baca Carrasco (de 29), cedió el timón de la unidad con capacidad para 70 pasajeros a su ayudante, el joven José Alberto Chavarría Padilla.

“Vi cuando se cambiaron. El chofer se puso a descansar y el bus lo manejó el ayudante. Le pregunté si él (ayudante) sabía manejar y me respondió que sí, que estaba aprendiendo. Le advertí que era peligroso y yo temía por mi vida”, contó entre sollozos. Solo iban ellos tres.

Rostros: muertos y heridos en tragedia de San Juan de Opoa

“El ayudante perdió pista en la pendiente y el señor del bus le gritó que controlara el volante, pero no pudo, y en vez de frenar aceleró”, contó Chicaiza.

Uno de los momentos más desgarradores fue cuando un niño de unos 8 años llegó acompañado de una mujer al lugar del accidente.

Soltó en llanto cuando se acercó a los cuerpos que yacían en la calzada mientras agentes de inspecciones oculares realizaban el reconocimiento del cadáver.

Al ver a su pariente muerto repetía: “Mi tío que tanto me aconsejaba. ¡No te vayas!”. Funcionarias policiales atendieron al menor y lo llevaron a otro lugar para darle asistencia psicológica.

Aprehensión

Elmer Suárez, jefe de la Dirección de Vialidad y Transporte (DNVT) de Copán, informó que las pericias preliminares levantadas en el sitio del accidente constatan el relato de la testigo.

La Policía retuvo a Baca Carrasco en el lugar del accidente y a Chavarría en el hospital por considerar que hay indicios de responsabilidad en el accidente vial.

“El bus grande iba rebasando y fue a impactar con el microbús. Tenemos testigos que afirman que el ayudante conducía el bus; vamos a deducir responsabilidades”, reiteró el subcomisario.