28/09/2022
12:12 AM

Más noticias

Fusina ejecuta operativos en buses para evitar asaltos

Instalaron 20 retenes de policías en paradas de buses, la Gran Central Metropolitana y en entradas de la ciudad.

San Pedro Sula, Honduras.

Un contingente de más de 200 miembros de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina) iniciaron ayer un operativo en las rutas del transporte urbano para evitar que los usuarios sean víctimas de asaltos y otros delitos.

En el dispositivo que se ejecuta dentro de la operación Morazán participan elementos de la Policía Nacional, Policía Militar y de la Fuerza de Tarea Interinstitucional de Cortés, quienes ayer fueron distribuidos en 20 retenes en las zonas más conflictivas de la ciudad, paradas de buses, la Gran Central Metropolitana, entradas de la ciudad.

Las autoridades de Fusina informaron que los operativos en las unidades de transporte serán permanentes.

Las autoridades le hacen un llamado a la población a fin de que denuncie a través de la línea telefónica 911 para hacer más efectivo el trabajo de los miembros de Fusina.

Los retenes de militares y agentes de la Policía Nacional estaban en paradas de buses y otros sitios de la ciudad.
Uno de los objetivos del operativo es lograr un ambiente de paz y tranquilidad a la ciudadanía al disuadir la comisión de delitos en las rutas urbanas.

También se busca evitar faltas que alteren el orden y decomisar armas de fuego y blancas. Otro de los objetivos es ejecutar órdenes de captura que están pendientes por diferentes delitos y el combate a la extorsión en el transporte. Las autoridades de Fusina indicaron que pusieron en marcha el operativo porque había bastantes denuncias sobre robos y asaltos en las unidades del transporte urbano.

Desde tempranas horas de ayer, los elementos policiales y militares empezaron a requerir los buses en paradas de diferentes puntos de la ciudad y bajaban los pasajeros para hacerles registros personales en busca de armas de fuego y blancas. En la Gran Central Metropolitana, los policías registraron buses y pasajeros. Hasta las últimas horas de ayer, las autoridades de Fusina no habían reportado resultados del operativo en cuanto a decomisos de armas y detención de personas.