03/12/2022
12:01 AM

Más noticias

Frustran asalto a banco en Trinidad, Santa Bárbara

Guardias y policías se enfrentaron a tiros con cuatro hombres, quienes huyeron por la montaña y quemaron un vehículo

Santa Bárbara. Una balacera interrumpió la tranquilidad habitual de los habitantes del municipio de Trinidad, en este departamento.

El reloj marcaba las 8:00 am y los negocios del centro de este municipio se aprestaban a abrir cuando al menos cuatro hombres que se conducían en un pick-up blanco se estacionaron frente a la agencia de Banco Atlántida.

Los sujetos fuertemente armados se acercaron disparando a la puerta principal de la sucursal. Los guardias del banco se enfrentaron a los delincuentes, lo que generó zozobra.

El tiroteo se produjo a unos 20 metros de la posta policial, por lo que los agentes allí asignados también dispararon contra los asaltantes.

Al verse rodeados, dos de los delincuentes escaparon en el vehículo en que habían llegado y sus dos compinches, para huir, despojaron de un vehículo Nissan Frontier rojo a una persona que esperaba que abrieran el banco.

Milagrosamente, ninguna persona resultó herida en la balacera que duró unos 10 minutos, reportaron autoridades.

La puerta del banco quedó destruida por los balazos. Ejecutivos de la institución no informaron si se produjo el robo, aunque el jefe de la DNIC, Enoc Fúnez informó que los malvivientes lograron ingresar a la bóveda del banco de donde se llevaron una cantidad de dinero que no fue especificada.

Varias balas impactaron en las paredes de la iglesia católica y el palacio municipal de Trinidad.

En la patrulla policial, los uniformados persiguieron a los delincuentes, quienes abandonaron el carro que minutos antes se habían robado.

El Nissan rojo fue encontrado a inmediaciones de la aldea La Huerta, del municipio de Trinidad. Unos kilómetros adelante, en la aldea Plan del Negro, de este mismo municipio, fue encontrado quemado el vehículo blanco en que huían los asaltantes.

Las autoridades policiales del sector informaron que no pudieron continuar la persecución debido a que la patrulla se quedó sin combustible.

Los policías presumen que los sospechosos huyeron a pie entre las montañas de Santa Bárbara.