17/08/2022
07:33 PM

Más noticias

En apartamento matan a balazos a dos jóvenes en la Rivera

Las víctimas son Juan Ángel Barnica, operario en una maquila, y Henry Hernández Ladinos, quien reparaba celulares.

San Pedro Sula, Honduras.

En el apartamento que compartían en la colonia El Paraíso Número 3, sector Rivera Hernández, ayer fueron encontrados ultimados a balazos un operario de maquila y su amigo.

Las víctimas fueron identificadas por las autoridades policiales como Juan Ángel Barnica y Henry Hernández Ladinos.

Los cadáveres de los dos hombres los encontraron unos parientes de Barnica a eso de las 10:00 am de ayer.

Los familiares de Barnica manifestaron que a esa hora llegaron a buscarlo al apartamento y observaron que la puerta del apartamento estaba violentada.

Al entrar observaron que los dos amigos estaban muertos en una de las camas. Ambos tenían sus rostros y cabezas bañadas de sangre.

Inmediatamente informaron a la Policía Nacional, la que desplazó agentes a la zona para iniciar las investigaciones del hecho criminal.

Los vecinos del lugar manifestaron que a eso de las 2:00 am escucharon varios disparos, pero no salieron a verificar lo que pasaba por temor a que les pasara algo.

Los parientes de Barnica indicaron que él laboraba como operario en una maquila de San Pedro Sula.

Manifestaron que la última vez que lo vieron fue a eso de las 8:00 pm del jueves, cuando salió de la casa de su mamá que también vive en la colonia El Paraíso Número 3 del sector Rivera Hernández.

Los familiares de Henry Hernández Ladinos manifestaron que este era electricista y también se dedicaba a reparar teléfonos celulares.

Dijeron que la última vez que lo vieron fue a las 5:00 pm del jueves. Según lo informado, los dos jóvenes pagaban el alquiler del apartamento.

Los parientes de Hernández Ladinos relataron que este fue detenido hace dos meses y enviado a prisión.

Manifestaron que el joven salió libre seis días después cuando compareció a la audiencia inicial en los juzgados sampedranos.

Según los dolientes, el muchacho estuvo preso injustamente porque los policías que lo detuvieron le pusieron unos uniformes y una droga.

Peritos de Medicina Forense con fiscales y agentes de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC), levantaron los cuerpos a las 2:00 pm. Se informó que las víctimas presentaban múltiples heridas de arma de fuego en la cabeza, rostro y el tórax. Las autoridades recolectaron varias evidencias en la escena del crimen que los podrían conducir a los autores del doble homicidio.