Tegucigalpa, Honduras.

Dos cadáveres fueron hallados envueltos en bolsas de nailon, uno en la ciudad capital, Tegucigalpa, y otro en San Pedro Sula, Cortés, zona norte del país.

Una de las víctimas yacía específicamente en colonia 21 de Octubre, sobre la acera, junto a una zacatera, dentro de una bolsa negra. Varios policías llegaron a la escena, pero aún no se ha dado a conocer si se trataba de un hombre o una mujer y cuál era su nombre.

Horas más tarde, en similares circunstancias, dentro de una bolsa negra se encontraron los restos de una persona a un lado del Segundo Anillo, cerca de la colonia Esquipulas, en un punto que es utilizado como basurero.

Transeúntes alertaron a las autoridades luego de haber percibido mal olor. De acuerdo con la Policía, el cadáver estaba en descomposición y se presume que la persona habría fallecido hace unas 48 horas.

Los dos cuerpos fueron levantados por personal de Medicina Forense y trasladados a las morgues de San Pedro Sula y Tegucigalpa, en donde se les practicó la autopsia y donde deberán llegar sus familiares para reclamarlos.

Le podría interesar: Medicina Forense entierra cadáveres que no fueron reclamados