Más noticias

Desolación embarga a familias de Guanaja un día después del gran incendio

El incendio arrasó con edificios y pertenencias de cientos de familias en la isla.

Guanaja, Islas de la Bahía.

Una Guanaja devastada es el retrato de este domingo luego del desastroso incendio que afectó a 2,500 personas y destruyó 90 casas.

El incendio, que empezó a eso de las 3:00 de la madrugada, fue controlado hasta en horas de la tarde de ayer sábado por los cuerpos de socorro. Según versiones preliminares, el incendio se originó en un centro comercial.

Ante la tragedia, Fuerzas Armadas, Bomberos, Copeco, Cruz Roja, Municipalidad y voluntarios unieron esfuerzos para sofocar las llamas y evacuar a los heridos. La mayoría de las viviendas en Guanaja, que tiene al menos 4,000 habitantes, son de madera.

Los tres lesionados en el incendio fueron trasladados a Tegucigalpa en un helicóptero de la Fuerza Aérea Hondureña, para recibir atención médica. Las autoridades hondureñas anunciaron el cierre del aeródromo de Guanaja para vuelos comerciales y queda habilitada nada más para atender la emergencia.

$!Las llamadas consumieron todo lo que encontraron a su paso.

Diferentes sectores del país se han unido al esfuerzo de las autoridades de Gobierno a los fin de recolectar ayuda humanitaria para asistir a los habitantes de Guanaja, que con Roatán y Utila conforman el departamento insular de Islas de la Bahía, una las regiones turísticas más importantes de Honduras.

El objetivo es recolectar alimentos enlatados, agua, artículos de higiene personal, agua, ropa, frazadas y demás artículos de primera necesidad.

“Estamos contentos con los resultados de las donaciones, la ayuda ha sido enviada y todo llegó en buenas condiciones. Ha sido un trabajo arduo y los esfuerzos no han sido en vano”, manifestó esta mañana Lilie Rietti, directora de donaciones de la organización no gubernamental Cepudo.

$!Autoridades que conforman el Sistema Nacional de Gestión de Riesgo (Sinager) informaron sobre los avances de los trabajos realizados en esa isla caribeña.

“Hoy se hizo un segundo viaje a Guanaja para recibir un buque con ayuda humanitaria y con el programa presidencial ´Con chamba vivís mejor´ para darle trabajo a 300 personas de la isla. El fuego ya pasó, ahora tenemos que limpiar y reconstruir Guanaja”, dijo Max Gonzáles, ministro de la Copeco.

Fotos: Guanaja en llamas: las impactantes imágenes del destructor incendio

El Cuerpo de Bomberos realizó este domingo trabajos de inspección en la isla para asegurarse de que ya no hubiese indicios de fuego y así iniciar con la limpieza.

Wilmer Guerrero, comandante de los bomberos, informó que “la investigación se terminó ayer sábado por la tarde y el informe ya fue enviado a la comandancia general de Tegucigalpa para consolidar cuál fue la causa, aunque por ahora lo que se manera en términos generales es que este incendio se derivó de una causa accidental”.

Amplió diciendo que antes de la tragedia, ya se tenía contemplado la construcción de una estación de bomberos en Guanaja, tema que se retomó ayer durante una sesión de direcciones para acelerar el caso lo más pronto posible.

Los centros de acopio para ayudas están instalados en las bodegas de Copeco, en La Ceiba, y Roatán; de igual manera en la parroquia San Ignasio de Loryola, de Tegucigalpa; y las oficinas de Cepudo, en San Pedro Sula.

De acuerdo con el último informe de Copeco dado a conocer ayer a las 6:00 pm, 136 viviendas resultaron dañadas, hubo tres heridos, se movilizaron dos helicópteros, cuatro aviones, dos buques logísticos, y cuatro lanchas de acción rápida.

Así también, hubo 126 atenciones hospitalarias, siete traslados aéreos, seis traslados en ambulancia y 325 descargas de agua sobre el fuego que se expandía en el cayo de la isla.

Antecedentes

Según apuntes históricos, Guanaja fue descubierta el 30 de julio de 1502 por Cristóbal Colón, en su cuarto y último viaje a América, y la bautizó con el nombre de Isla de Pinos, por la abundancia de ese árbol. A finales de octubre de 1998 la isla fue severamente afectada por el ojo del huracán Mitch que, en categoría 5, causó destrozos en todo el país.