Francisco Morazán, Honduras

Tres jóvenes murieron por heridas de machete en un enfrentamiento entre miembros de pandillas juveniles en el Centro Correccional, ubicado a 20 km al norte de la capital hondureña.

Según el reporte policial, miembros de la Pandilla 18 intentaron prender fuego a una tienda de campaña donde se albergan integrantes de la banda rival Los Chirizos, pero los guardias impidieron el ataque haciendo disparos al aire.

Sin embargo, integrantes de Los Chirizos alcanzaron a tres miembros rivales y los mataron a machetazos.

El correccional, localizado en el valle de Támara, alberga cerca de un centenar de infractores menores de 18 años, integrantes de dos de las temidas pandillas que disputan territorios en la capital para la venta de drogas y otros delitos.

Los de la 18 ocupan los edificios, y los Chirizos las tiendas de campaña en las áreas verdes del correccional por disposición de las autoridades que buscan mantenerlos separados.

En febrero pasado dos jóvenes de la 18 murieron y cuatro resultaron heridos, según las autoridades, en un enfrentamiento con militares que cuidaban el centro.