Omoa, Cortés.

Una inusitada estrategia para trasladar a migrantes desde Honduras hacia Guatemala fue descubierta en horas de la noche de este domingo, cuando traficantes de personas viajaban con seis migrantes nicaragüenses a bordo de una ambulancia.

El objetivo era burlar los mecanismos de seguridad del punto fronterizo de Corinto, en el norteño municipio de Omoa, Cortés. Agentes fronterizos, en coordinación con Policía Nacional, arrestaron a dos hombres, de nacionalidad hondureña, quienes serían los responsables de planificar el traslado de los extranjeros de forma ilegal.

Puede leer: Identifican a reos muertos en enfrentamiento dentro de El Pozo

Los detenidos son dos hombres de 40 y 45 años de edad, originarios de Morazán, Yoro, y Santa Rosa de Copán, Copán. Fueron detenidos para investigación por el delito de tráfico de drogas.

Estrategia

A bordo de la unidad ambulatoria, los presuntos traficantes, también conocidos como ' coyotes', activaron las sirenas de la ambulancia, pretendiendo que esto les concediera un paso expedito por el punto fronterizo.

Los agentes sospecharon. Detuvieron la ambulancia y, tras inspeccionarla, hallaron a los seis migrantes de Nicaragua. Entre estos se encontraban dos menores de edad. Sus identidades no fueron reveladas, de acuerdo con los protocolos de seguridad que dicta la ley.

Además: Dictan prisión preventiva contra mexicano acusado de matar a hondureño

El plan para eludir el retén de seguridad se basó en la falsa emergencia que los hombres que dirigían la expedición montaron. Así, los migrantes quedaron detenidos para abrir el expediente de deportación a su nación.

A los sospechosos de tráfico de personas se les decomisaron 4,500 dólares estadounidenses, así como el vehículo que está siendo investigado por peritos y especialistas de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI).