San Pedro Sula, Honduras.

Un agente policial fue atropellado en horas de la noche del martes en un sector de San Pedro Sula.

El agente era uno de los uniformados que resguardaban un retén rutinario frente a la Universidad Católica de Honduras (Unicah), en el bulevar que conduce hacia el hospital Mario Catarino Rivas.

Los informes indican que el conductor de una camioneta blanca, marca Ford, modelo Escape, no se detuvo en el retén y embistió al agente.

Puede leer: Por defender a su padre ultiman a adolescente

Se desconoce si el agente indicó al conductor detenerse en el retén. El uniformado fue golpeado por el automotor y resultó con varias lesiones, incluidas fracturas.

Compañeros del agente lo auxiliaron y, tras llamar al sistema nacional de emergencias 911, una ambulancia llegó al sitio y lo trasladó hacia un centro médico privado.

El policía presentaba algunas heridas en la cabeza y otras en distintas partes del cuerpo. Su estado de salud es estable, según lo conocido en las últimas horas.

Aquí mismo: Presidente de patronato admite haber matado a un vecino

El conductor de la camioneta fue detenido en el sitio. Este no intentó huir de la escena. Fue trasladado en ese momento a una estación policial para tomar su declaración.

Cuando conducía por esa zona, el detenido era acompañado por una mujer. Esta comentó que ambos discutían y que, por ese hecho, el hombre perdió el control del volante y no se percató de la presencia policial, atropellando al agente. Aún se determinará si el conductor estaba bajo los efectos del alcohol o estupefacientes.