25/09/2022
05:44 AM

Más noticias

Condenan por extorsión a 11 años de prisión a dos pandilleros de la 18

Fueron capturados en mayo de 2019 en la colonia 15 de Septiembre, sector Chamelecón

SAN PEDRO SULA.

Dos supuestos pandilleros de la 18 fueron sentenciados a once años y tres meses de prisión más una multa de 37.5 salarios mínimos por extorsión en contra de un testigo protegido que reside en la colonia 15 de Septiembre, de Chamelecón.

Los condenados son Reinery Alexander Sánchez García y Fabiola Monserrath Henríquez Rodríguez, quienes reconocieron su participación en extorsión.

Cabe destacar que Reinery Sánchez también fue condenado a seis años de reclusión más una multa de 3,750 lempiras como pena principal por el ilícito de portación ilegal de arma de fuego de uso prohibido en perjuicio de la seguridad interior del Estado de Honduras.

Para saber
Según el expediente investigativo, la FNAMP detuvo en mayo de 2019 a los imputados, entre los cuales figura un menor. Como evidencias les decomisaron, dos armas de fuego y dinero en efectivo producto de extorsión.
Hugo Patricio Chávez Silva, el tercer imputado, no aceptó la vía del procesos abreviado, por lo que en la audiencia preliminar se formalizó el juicio en su contra por extorsión y uso de nombre supuesto debido a que cuando fue capturado se identificó con el nombre de Jared Isaí Chávez Paz. En ese sentido, el juez de letras penal con jurisdicción nacional decretó la apertura a juicio oral y público en su contra, a la vez se traslada el expediente al Tribunal de Sentencia con Competencia Nacional en Materia de Extorsión a Tegucigalpa.

Hechos

Según el expediente investigativo, el 30 de abril del 2019 se presentó a la Fuerza Nacional Antinaras ( FNAMP) una persona a denunciar que el 28 de abril de ese mismo año llegaron varios sujetos de ambos sexos a su negocio, los cuales se identificaron como mareros de la 18. Los pandilleros le dijeron que tenía que colaborar con la agrupación criminal aportando 500 lempiras semanales, y que de no hacerlo atentarían contra su familia.

Es así que el 2 de mayo de 2019, varios agentes montaron vigilancia frente al negocio del testigo para observar los movimientos de los pandilleros. A las 7:30 am observaron cómo cuatro personas de las mismas características de los sentenciados se acercaban al negocio y cobraban el dinero de la extorsión, luego salieron tranquilamente caminando del lugar. Al ver que los pandilleros se retiraban, los agentes iniciaron el seguimiento y fue hasta las 9:30 am, a una distancia prudencial, que fueron requeridos.

Al momento de la aprehensión les decomisaron un fusil de asalto de uso prohibido, un arma corta, municiones y dinero.