San Pedro Sula, Cortés.

La detención flagrante de cuatro supuestos integrantes de la banda de asaltantes “Los Tiktokers 2.0” y el decomiso de armas de fuego, fue el resultado de una operación realizada por funcionarios de investigación de la Policía Nacional en la zona norte del país.

Las acciones de búsqueda, ubicación y detención las llevó a cabo el departamento de Delitos Contra la Propiedad de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), con apoyo de la Dirección Nacional de Prevención y Seguridad Comunitaria y técnicos del Sistema Nacional de Emergencia 9-1-1, a la altura de la colonia Ideal, de San Pedro Sula.

Ls sospechosos son un albañil de 24 años, originario y residente en la colonia Alfonso Locallo, sector Rivera Hernández; un soldador de 23 años, originario y residente en la colonia Campo Alegre, sector Rivera Hernández, cuenta con antecedentes policiales por delitos de robo continuado en su grado de ejecución de tentativa y portación ilegal de arma de fuego de uso comercial.

También un comerciante de 34 años, originario de Tegucigalpa, Francisco Morazán, y residente en residencial Oro Verde, La Lima. Fue arrestado anteriormente por delitos de robo con violencia o intimidación y tenencia de arma de fuego de uso permitido.

El cuarto capturado es un comerciante de 39 años, originario de La Masica, Atlántida, y residente en el barrio Barandillas. Tiene dos detenciones en su historial delictivo, por robo con violencia o intimidación y tenencia ilegal de arma de fuego de uso permitido.

Al momento de ser requeridos les decomisaron artículos producto de un robo que al parecer acababan de cometer en un negocio de venta de comida. También lo siguiente: un vehículo tipo camioneta, marca Hyundai, modelo Santa Fe, color gris; una arma de fuego tipo revólver, calibre 357 mm, con seis cartuchos sin percutir; una arma de fuego tipo revólver, calibre 38 mm; un teléfono celular; un parlante de sonido portátil; una cartera de cuero conteniendo documentos personales y cuchillo propiedad de una de las víctimas.

El informe policial detalla que los ahora aprehendidos se dedican al robo de personas, carros repartidores y negocios en diferentes lugares de la zona norte.

El pasado 14 de septiembre del año en curso, se detuvo a otros cuatro presuntos integrantes de la misma organización delictiva. La DPI informó que les viene dando seguimiento desde hace algún tiempo, por lo que han remitido varios expedientes investigativos por robo en los que figuran como principales sospechosos.

La DPI los remitirá a los juzgados por los delitos flagrantes de robo con intimidación o violencia y tenencia ilegal de arma de fuego de uso permitido en perjuicio de testigo protegido.