TEGUCIGALPA. Cuatro privadas de libertad asfixiaron, envolvieron en una sábana y lanzaron el cuerpo de Katerine Farieth Reconco Hernández, alias la Mole (de 29 años) fuera del hogar 6 de la Penitenciaría Nacional Femenina de Adaptación Social (PNFAS) donde permanecía recluida desde el 22 de junio de 2021, acusada de cometer el delito de extorsión agravada.

Informes preliminares establecen que la Mole fue “raptada” por cuatro integrantes de la pandilla 18 que se encuentran presas en el mismo lugar y luego le provocaron la muerte a consecuencia de una asfixia mecánica.

Luego de consumar el hecho, las pandilleras procedieron a envolver en una sábana color blanco y rojo el cuerpo de la mujer y lo lanzaron a uno de los corredores del módulo donde se encuentran recluidas.

Digna Aguilar, vocera del Instituto Nacional Penitenciario (INP), dijo: “Se recibió el reporte preliminar de parte de las autoridades de la Penitenciaria Nacional Femenina de Adaptación Social, sobre la muerte indeterminada de una mujer privada de libertad que convivía en el hogar 6”.

6 de diciembre de 2018

La Fuerza Nacional Antimaras capturó por primera vez a Katerine Farieth Reconco junto a otros pandilleros.

“De manera inmediata, se coordinó con Medicina Forense para realizar el levantamiento cadavérico y determinar la causa de la muerte, la cual se conocerá a través de los estudios clínicos que realicen los peritos forenses”, dijo.

Reconco no tenía ni un mes después de haber salido de la cárcel donde estaba desde 2018 por el delito de extorsión continuada cuando fue capturada en junio.

Informes de la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (FNAMP) indican era responsable de amenazar e intimidar a transportistas, vendedores ambulantes y conductores de carros repartidores.