San Lorenzo, Honduras.

Un hombre fue detenido este lunes en horas de la mañana por, supuestamente, ser uno de los sicarios que el sábado acribilló a cinco personas en San Lorenzo, Valle.

El individuo cayó aprehendido en la colonia Morazán. La Policía no reveló su nombre, pero sí dio a conocer que tiene 30 años de edad, es originario de San Pedro Sula, Cortés, pero residente en Valle desde hace tiempo.

Según expediente, él cuenta con antecedentes penales que datan del 15 de septiembre del 2021, por los delitos de tráfico de drogas y tenencia ilegal de arma de fuego de uso prohibido.

La detención ocurrió durante un operativo de la Fuerza Nacional Antimaras y Pandillas (FNAMP), con apoyo de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) y la Dirección de Inteligencia Policial (Dipol).

Lea también: La MS estaría detrás de masacre en San Lorenzo, Valle

Sobre la masacre

Los fallecidos respondían a los nombres de Eleuterio Castillo Domínguez (31), Alexander Castillo Godínez (23), alias “Chimba”; Marco Antonio Espinal Gutiérrez (23), José Armando Mendoza (21) y Ever Noé Hernández Ordóñez (17).

Supuestamente las víctimas se encontraban procesando marihuana para ser distribuida. Los hombres fueron conducidos por los sicarios a una pequeña casa de bajareque, los pusieron boca abajo y posteriormente los ejecutaron a disparos.

Los occisos, supuestamente, estaban obligados a pagar un monto semanal por la venta de alucinógenos a la MS-13, sin embargo, no habían cumplido con ese pago, por lo que ese sería el móvil de la masacre.

Además: Pleito de drogas, causa del crimen contra tres policías en Colón

Cifras

En lo que va de 2022 han muerto unas 75 personas en 20 crímenes múltiples, según cifras del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras.

Las autoridades hondureñas atribuyen la violencia criminal en parte al crimen organizado, el narcotráfico y pandillas, conocidas como “maras”.

Las Mara Salvatrucha y la pandilla Barrio-18 son las más temibles y ambas mantienen una lucha por territorios que controlan en varias ciudades del país centroamericano, según las autoridades.

Honduras figura entre los países que tienen los índices de violencia más altos del mundo, sin vivir en guerra, con un promedio de entre diez y trece asesinatos al día, según fuentes oficiales.