26/11/2022
03:24 AM

Más noticias

Acusan de lavado de activos a empresario yoreño

A Catalino Márquez Benítez le aseguraron 30 bienes, 12 sociedades mercantiles y 30 vehículos. Él, su esposa y dos familiares suyos son buscados

Yoro, Honduras

De trabajar como guardia de seguridad de un aserradero, Catalino Márquez Benítez pasó a ser un potentado empresario yoreño y, según información de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico (DLCN), logró su fortuna desde hace 18 años cuando supuestamente comenzó a lavar dinero producto del narcotráfico.

12
sociedades mercantiles fueron detectadas en la investigación que no tienen origen lícito, según la Fiscalía
Esas investigaciones concluyeron ayer con la operación Aquiles dirigida al empresario Catalino Márquez Benítez, a quien le aseguraron 30 bienes, 12 sociedades mercantiles y 30 vehículos.

La operación Aquiles dirigida por la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN) en conjunto con la Fiscalía Especial contra el Crimen Organizado y Policía Militar, se inició ayer en los municipios de Yoro, Morazán y Santa Cruz de Yojoa.

Los yoreños fueron sorprendidos ayer por la mañana por el contingente de militares que cercaron el centro de la ciudad adonde se concentra la mayor cantidad de bienes de Catalino Márquez Benítez.

El Juzgado con Jurisdicción Nacional impuso la medida de aseguramiento al grupo comercial Márquez.

Foto: La Prensa

La operación Aquiles llegó a otros bienes que tienen los hermanos Márquez en Morazán, Yoro.
Uno de los supermercados más grandes de Yoro fue asegurado, al igual que tiendas de ropa de mujer y hombre, una ferretería, varias bodegas, una plaza comercial y un lubricentro, todos con el nombre Márquez.

39
bienes en total fueron asegurados a Catalino Márquez y sus familiares que están acusados de lavar activos producto del narcotráfico
Otra de las grandes propiedades generadoras de empleo en Yoro que fue asegurada es el hotel Márquez, posiblemente uno de los más grandes de la zona, en el centro de la ciudad.

Catalino Márquez Benítez y su esposa Deysi Leonila Vásquez Lagos residían con algunos de sus hijos en el edificio adonde está el supermercado Márquez y la tienda del mismo nombre.

En la lujosa residencia no se encontró a los esposos, pues salieron de viaje desde el domingo.

Foto: La Prensa

Catalino Márquez Benítez es buscado por las autoridades.
Otra de las propiedades identificadas por los agentes antinarcóticos es una en la que hay tres casas. Ahí encontraron enseres regados y documentación tirada en un cuarto, pues al parecer salieron huyendo del lugar, antes del operativo.

Seguirán funcionando empresas
Se conoció que las empresas aseguradas podrían continuar operando bajo la administración de la Oabi, por lo que unos 300 trabajadores de hoteles, restaurantes, bodegas, entre otros, no perderían sus empleos.
Los allanamientos que se iniciaron simultáneamente a las 6:00 am también se extendieron a casas de familiares de Catalino Márquez Benítez en el barrio El Pantano, de Yoro, adonde los agentes buscaban indicios para el caso. Según se conoció, la Ferretería Márquez está a nombre de Pablo Márquez, hermano de Catalino. La operación continuó con las acciones de aseguramiento en el canal de televisión Teleyoro y una empresa de sistema de cable denominada Cable San Pedro.

La empresa de cable pasará a manos de la Oficina Administradora de Bienes Incautados (Oabi) al igual que los vehículos con los que operaba.

Foto: La Prensa

Unos 300 empleados temían ayer por su situación.
Morazán

Otro equipo de fiscales, agentes de la DLCN y militares aseguraron una sucursal de Supermercados y Tiendas Márquez en el barrio El Centro, de Morazán, Yoro, en una propiedad que en la segunda planta está en construcción un restaurante.

La operación se extendió a Santa Cruz de Yojoa, adonde los agentes allanaron negocios, restaurantes y hoteles propiedad de Félix Márquez, hermano de Catalino, según dijeron con el fin de buscar alguna relación con las acciones ilícitas, pero estas propiedades no fueron aseguradas.

Lavado

Las investigaciones de la DNLC señalan que Catalino Márquez Benítez trabajaba como guardia de seguridad en un aserradero de Yoro y en el año 2000 comenzó con inversiones en propiedades.

El patrimonio millonario aumentaba cada año, según las investigaciones recopiladas por la DLCN.

Según indicó la DLCN, Catalino Márquez recibía avionetas con los hermanos Urbina Soto en Yoro, Morazán y El Negrito.

Entre los nexos identificados de Márquez está la relación con el exalcalde Arnaldo Urbina Soto, quien fue condenado por lavado de activos, así como con su hermano Fernando Urbina Soto a quien le aseguraron propiedades en 2015 y aún está prófugo acusado de lavado de activos.

Márquez está vinculado al hombre de confianza de los Urbina Soto, Mariano Meza, quien tenía orden de captura por lavado de activos desde 2015 y fue capturado en febrero de 2017 y este año fue declarado culpable de lavado de activos.

El Ministerio Público en un comunicado detalló la relación de Catalino Márquez con los Urbina Soto y afirmó que desde 2004 recibieron denuncias de la vinculación en las presuntas actividades de narcotráfico, producto de las cuales había hecho inversiones en varias zonas de Yoro.

En 2015 recibieron otra denuncia en contra de Catalino Márquez, a quien señalaron de haber aumentado considerablemente sus inversiones en varias actividaes comerciales junto con sus familiares.

Las investigaciones permitieron a la DLCN y a la Fiscalía ubicar los bienes que no tienen justificación con muchos movimientos de activos por el sistema financiero, y detectaron el dominio de productos financieros a nombre de terceras personas.

La Fiscalía también señala que constituyeron sociedades, hicieron traspasos inusuales de acciones, así como la inversión de actividades económicas en hotelería, transporte, ferretería y abarroterías en general.

Foto: La Prensa

En el centro de Yoro fueron asegurados un supermercado, ferretería, bodegas, un hotel y otras propiedades que según la Fiscalía son producto del lavado de activos.
Órdenes

La DLCN confirmó que el empresario Catalino Márquez Benítez, su esposa Deysi Leonila Vásquez y su hermano Pablo Márquez tienen orden de captura, así como Delmis Xiomara Vásquez Lagos, hermana de Deysi, quien también tiene propiedades a su nombre sin justificación, según la acusación de la Fiscalía.

Los delitos que les imputan a los sospechosos son lavado de activos y asociación ilícita para lavar activos en perjuicio de la economía del Estado de Honduras.

Se supo que el domingo el empresario viajó con su esposa de Yoro a San Pedro Sula, pues ella salió del aeropuerto rumbo a Panamá.

La operación Aquiles continuará con la entrega de los bienes a la Oabi para su administración.

Foto: La Prensa

La operación continuará con el traspaso de todos los bienes a la Oabi que al parecer dejará en funcionamiento las empresas.