San Pedro Sula, Honduras.

Un juez dictó un auto de apertura a juicio luego de la audiencia preliminar en la causa penal que involucra a José Antonio Nolasco Pérez, supuesto responsable del delito de secuestro agravado en perjuicio del empresario Gustavo Leonel Canahuati Sagastume.

Según investigaciones de la Fiscalía, el hecho se suscitó el día miércoles 28 de noviembre del año 2018.

Gustavo Leonel Canahuati Sagastume salió en su vehículo de las instalaciones de la planta solar Gesolsar, ubicada en el caserío Monte Gabriel, sector de Naco, Santa Bárbara. Minutos después fue interceptado por varios individuos.

Lea: Empresario Gustavo Canahuati permaneció 12 días plagiado

Posteriormente, los secuestradores se comunicaron con la familia el día 30 de noviembre del año 2018, exigiendo al inicio la cantidad de un millón de dólares por la liberación.

Entre las comunicaciones que se llevaron a cabo, la familia llegó al acuerdo con los secuestradores de pagar quinientos mil dólares, una parte en moneda estadounidense y la otra en moneda nacional.

Además: Por disputa de rescate entre los plagiarios mataron a Gustavo Canahuati

Como prueba de vida los delincuentes enviaron a la familia un dedo de la víctima. Sin embargo, el 9 de diciembre del año 2018, en la colonia San Jorge, Cofradía, Cortés, se encontró el cadáver del empresario.

Estaba al interior de un saco rojo y amarrado con un lazo negro y anaranjado.

El cuerpo fue trasladado a Medicina Forense para la autopsia y los médicos forenses notificaron que efectivamente se trataba de Gustavo Leonel Canahuati Sagastume, quien también fue reconocido en pruebas de dactiloscopia y odontología.