05/12/2022
04:40 PM

Más noticias

A golpes ultimaron a la doctora Cristina Guadalupe Ponce

Un juez mandó a prisión ayer a su hermana y a los otros dos capturados por el caso.

La Ceiba, Honduras.

A golpes con un palo fue cometido el horrendo crimen contra la doctora Cristina Guadalupe Ponce Martínez (de 47 años), según la escalofriante confesión de uno de los supuestos autores materiales a las autoridades policiales.

El cadáver de la doctora fue hallado en descomposición el sábado en horas del mediodía, en la calle principal de la colonia Villa Neen, de La Ceiba.

De acuerdo con lo manifestado por familiares, Cristina Ponce desapareció este 5 de diciembre. La últimas vez que la vieron fue saliendo en su carro del parqueo de un supermercado. Al ser interpuesta la denuncia, la Policía Antisecuestros tomó el control de las investigaciones del caso, teniendo como móvil el secuestro y la disputa de una herencia familiar.

Los secuestradores ya habían exigido un millón de lempiras por su liberación. Se supo que los parientes hicieron un primer pago de una suma no especificada. En horas de la mañana del sábado, la Policía allanó una vivienda en la colonia Acacias, de La Ceiba, dando con la punta de la madeja de una trama parecida a la de una telenovela.

Foto: La Prensa

El abominable crimen contra la doctora Cristina Ponce ha conmocionado al gremio médico de La Ceiba y del departamento de Colón.
En el operativo se capturó a Lidia Gail Ponce Martínez, hermana de la doctora, a su compañero sentimental, Jemie Grisel Romero Greenwood, y Brayan Leedford Edward Romero, experto en tecnología de celulares, a quien habían contratado para no ser ubicados mediante las llamadas que hacían.

Este 10 de diciembre ya se tenía un primer detenido relacionado con el caso, se trata de Elvin Eladio López Torres, de oficio carpintero. Las declaraciones que López proporcionó en su momento fueron fundamentales para la captura de la hermana de la víctima.

Una que vez que tenían al resto de los capturados, estos habrían dado a conocer el sitio adonde habían tirado el cuerpo de la doctora. Unas horas más tarde encontraron el cadáver.
Los tres detenidos fueron remitidos a San Pedro Sula por secuestro y asesinato. Ayer, un juez les dictó detención judicial durante la audiencia de declaración de imputado.

El día que desapareció la doctora salió en su pick up Isuzu, después de terminar de dar consulta en su clínica que tenía en La Ceiba. Luego ingresó a hacer compras en un supermercado. Al salir se condujo rumbo a su casa en el barrio los Montillos de Sonaguera, Colón, pero nunca llegó.

Foto: La Prensa

El cadáver fue hallado el sábado en una calle de la colonia Villa Neen. Se conoció que la ahora occisa había heredado varias propiedades de su padre, lo que la habría llevado a la muerte.
Un día después su carro fue hallado abandonado en Satuyé, a dos kilómetros de donde encontraron su cuerpo. Al momento de levantar el cadáver se estableció que Ponce tenía alrededor de siete días de muerta.

Se presume que a la doctora la asesinaron en la casa de la colonia Acacias seis días después de haberla secuestrado.

El cuerpo tenía una camisa puesta entre el cuello y la boca. Se supo que uno de los detenidos narró a la Policía que la doctora fue asesinada a golpes con un palo. Durante la inspección a la casa, la Policía encontró indicios que inculpan a los detenidos.

Foto: La Prensa

Lidia Gail Ponce Martínez, hermana de la asesinada doctora Cristina Ponce, dijo ayer al llegar a los juzgados de San Pedro Sula que no tiene nada que ver en los cargos que le imputan.
“Según los investigadores, la autora intelectual sería la hermana de la occisa”, manifestó Marco Antonio López, vocero de la Policía.

“Los agentes Antisecuestros hallaron dinero seriado que ya había sido entregado por el rescate”, agregó.

El móvil del asesinato presuntamente es la disputa de una herencia entre las hermanas. Según la documentación encontrada, la hermana de la doctora había hecho varias transacciones bancarias, además de compras en varias tiendas de La Ceiba.

Asimismo, se encontraron 104,500 lempiras en efectivo, una computadora marca Dell, cinco tablets, 12 celulares, una tarjeta de débito, varios chips, una memoria USB y tres portachip.