Exhuman cuerpos de víctimas de banda liderada por alcalde de Sulaco

Los ultimados son Marco Tulio Rodríguez, Damasio Orellana Romero y Carlos Hernández.

Las autoridades se aprestan a sacar el primer cuerpo que exhumaron, observan familiares de las víctimas.
Las autoridades se aprestan a sacar el primer cuerpo que exhumaron, observan familiares de las víctimas.

San Pedro Sula, Honduras

Las autoridades fiscales, forenses y de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) exhumaron ayer los cadáveres de tres hombres que fueron asesinados supuestamente por la banda de los Banegas, liderada presuntamente por el alcalde de Sulaco, Yoro, José Adalid González Morales.

El jefe edilicio fue aprehendido el jueves en Yoro junto con otros siete supuestos miembros de esa organización criminal que se dedica al sicariato, a cometer asaltos y al robo de ganado.

La b de los Banegas tiene en su haber varios asesinatos, según la Policía. Contra José Adalid González y los otros capturados había una orden de captura y por eso los apresaron.

El alcalde González y los otros siete imputados fueron puestos el viernes a la orden de un juez de jurisdicción nacional que en la audiencia de declaración de imputado les dictó detención judicial y los remitió a la Penitenciaría Nacional bajo los cargos de asesinato y asociación ilícita.

Ayer como parte de las diligencias investigativas del caso exhumaron los tres cuerpos en una labranza situada en la aldea Mogones, Marales, Francisco Morazán.

Las autoridades de la Fiscalía que participaron en la desenterramiento de los cuerpos indicaron que localizaron los restos de las víctimas porque sus familiares denunciaron que los enterraron en una labranza propiedad de ellos porque el alcalde de Sulaco no les autorizó el permiso para que los
sepulturan en el cementerio de ese municipio.

HR alcalde70 251015(800x600)
Las autoridades sindican a José Adalid González de ser el cabecilla de los Banegas.
hr exhumaciones_1 251015(800x600)
Los momentos en que llevaban los restos de una de las víctimas para el carro de las autoridades.

Los cuerpos que exhumaron ayer corresponden a Marco Tulio Rodríguez Rodas (35), Damasio Orellana Romero (48) y Carlos Hernández Barahona (35). Las autoridades fiscales dijeron que el asesinato de los tres hombres fue el 22 de noviembre de 2011 al ser emboscados por 30 miembros de la banda de los Banegas cerca del sitio adonde los enterraron, según las averiguaciones policiales.

Los ahora occisos, a quienes integrantes de la banda de los Banegas les robaron unas vacas, al ser emboscados se enfrentaron a tiros con los miembros de esa organización criminal. El enfrentamiento duró hora y media.

Rodríguez, Orellana y Hernández se quedaron sin munición y fue cuando los integrantes de la organización criminal los mataron. En el caso de Carlos Hernández Barahona, para rematarlo lo degollaron, le cortaron la lengua y lo castraron. A Marco Tulio Rodríguez y Damasio Orellana los remataron disparándoles en la cabeza. En el enfrentamiento murió uno de los miembros de la banda identificado como Hernán Montes.

Las autoridades de la Fiscalía indicaron que en el caso de los tres hombres, cuyos cuerpos exhumaron ayer, los integrantes de la banda delictiva los mataron en represalia porque los ahora occisos recuperaron una parte del ganado que les habían robado los delincuentes. Según los antecedentes que manejan las autoridades policiales, hace 20 años los integrantes de esa organización criminal mataron al padre de Carlos Hernández Barahona. Manifestaron que los tres hombres que mataron los Banegas eran personas humildes que tenían poco ganado.

La Prensa