Asesinato de abogado fue planeado por su esposa, su cuñada y mareros

Las indagaciones indican que lo mataron para cobrar seguros de vida y quedarse con sus bienes.

Las capturas de Suyapa Bocanegra y Ronal Edgardo Lagos las ejecutaron en allanamientos en Tegucigalpa y Ocotepeque.
Las capturas de Suyapa Bocanegra y Ronal Edgardo Lagos las ejecutaron en allanamientos en Tegucigalpa y Ocotepeque.

SAN PEDRO SULA

En allanamientos ejecutados en Ocotepeque y Tegucigalpa, autoridades de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) y la Fiscalía capturaron ayer a tres implicados en el asesinato del abogado Gabriel Eduardo Chacón Larios, acaecido en Tegucigalpa.

El Ministerio Público informó que los capturados son Suyapa Guadalupe Bocanegra Murcia, Ronal Edgardo Lagos Redondo, supuesto sicario de la mara Salvatrucha (MS-13), y una menor de edad que colaboró para que se consumara el crimen ocurrido el 2 de febrero de 2020.

Las averiguaciones de las autoridades establecen que el asesinato de Chacón fue planeado por su esposa Corazón de María Bocanegra Murcia, de profesión abogada, quien anda prófuga, y su hermana Suyapa Guadalupe Bocanegra Murcia.

Como autores materiales del crimen son sindicados Lagos Redondo y otros dos mareros de la Salvatrucha identificados como Ricardo Antonio Aguilar Flores, alias el Gordo, y otro conocido como el Conde.

Las indagaciones de la Atic establecen que la abogada Bocanegra y su hermana planearon el crimen contra Gabriel Eduardo Chacón Larios para quedarse con sus bienes y cobrar unos seguros de vida.

hr abogado 4(800x600)
La víctima, Gabriel Chacón,37 años.

Según las investigaciones, inicialmente el 26 de enero de 2020, en la tarde, el abogado Chacón iba en su carro Toyota Land Cruiser Prado color negro con placas PDY-6878 junto a su esposa Corazón de María siendo esta quien coordinaba por vía telefónica lo atinente al asesinato con su hermana Suyapa, la menor de edad y los tres mareros de la MS-13.
El Gordo y El Conde vigilaban a la víctima.

Lagos Redondo fue quien en la motocicleta, hoy decomisada, interceptó en la residencial Las Uvas el carro del abogado y puesto a su par abrió fuego en varias ocasiones; no obstante, el gatillero se cayó de la moto, lo que aprovechó el togado para huir del lugar y buscar asistencia por las heridas que sufrió.

El 2 de febrero de 2020 se reactivó el plan de asesinato, cuando a eso de las 2:00 am el abogado yacía dormido, y hasta su habitación llegó Lagos Redondo y Aguilar Flores y le dispararon hasta matarlo, luego que fuera la propia esposa del abogado quien dejara abierta la puerta principal de su casa en residencial Las Uvas, coordinando nuevamente cada detalle por teléfono con su hermana Suyapa Guadalupe, la menor de edad y los mareros de la MS-13 contratados para ejecutar el acto sangriento.

La Prensa