13/06/2024
01:48 AM

“Estamos sentados en un barril de pólvora”: Roberto Contreras

Los sampedranos son del criterio de que las autoridades deben dialogar y trabajar.

San Pedro Sula, Honduras.

Aunque para el alcalde Roberto Contreras la confrontación con el vicealcalde Omar Menjívar no afecta en absoluto el funcionamiento de la municipalidad, la percepción es otra.

Los empleados han tomado partido, las agresiones verbales estallaron, aunque han bajado de tono; pero ambas partes han recurrido ya a la vía legal al sentir vulnerados sus derechos.

Es la primera vez en la historia de la ciudad que se da una situación así, que tiene su génesis en la alianza para ganar la alcaldía. Se repartieron las gerencias entre el Partido Libre, movimiento independiente de Contreras y el PSH en un acuerdo firmado que hoy se tambalea.

Empresarios también piden agilidad en el otorgamiento de permisos de construcción y otros trámites.

Los empleados han salido a protestar algunos a favor y otros en contra del alcalde, y las oficinas de la Gerencia de Apoyo a la Prestación de Servicios Sociales continúa tomada, sin que los sampedranos puedan hacer trámites, sobre todo proyectos comunitarios. A eso se suma el ambiente en la municipalidad, generado por las investigaciones de la Fiscalía, algunos corporativos se han llamado al silencio y otros comienzan a pedir cuentas; pero sin respuesta, como pasó ayer en la sesión corporativa extraordinaria.

Versión

El alcalde Roberto Contreras dijo a LA PRENSA que su departamento legal está poniendo en orden algunas cosas, pero realmente no existe ningún problema a título personal con él, dijo refiriéndose al vicealcalde.

Realmente quiero manifestar mis disculpas si en alguna medida él siente que lo he ofendido, pero ahorita todo está en manos del departamento legal. Recordemos que se dieron declaraciones muy delicadas, y eso vamos a tener que pasarlo a otro plano. “El abogado hizo unas declaraciones con respecto a mi persona y pronto, pues, nuestro grupo de abogados está trabajando y con eso va a entablar un proceso”, manifestó.

Contreras asegura que los empleados municipales no le están dando más atención de lo que merece la crisis, ya que están ocupados en el trabajo y no les afecta en nada. Los equipos no toman partido en lo que está pasando y todos son conscientes de lo que se debe hacer.

“Sabemos que estamos en una situación muy delicada, estamos sentados en un barril de pólvora porque se vienen retos muy grandes para San Pedro Sula. La próxima reelección será muy dura y entendemos perfectamente que vamos a ser atacados no de esta forma, sino de muchas más”, aseguró.