Reo condenado a 63 años de prisión se borró huellas para andar libre

Al ser capturado ofreció cinco millones de lempiras a los policías de la DPI.

VER MÁS FOTOS
Jesús Valmaña Cruz fue capturado por la DPI. Se borró sus huellas dactilares y se identificaba con el nombre de otra persona en su licencia de conducir.
Jesús Valmaña Cruz fue capturado por la DPI. Se borró sus huellas dactilares y se identificaba con el nombre de otra persona en su licencia de conducir.

SAN PEDRO SULA

Jesús Valmaña Cruz, alias el Extranjero, considerado administrador y proveedor logístico de la pandilla 18, se borró las huellas dactilares y fue suplantado por otro pandillero en una cárcel, adonde tenía que cumplir una condena de 63 años de prisión por secuestro, asesinato y asociación para delinquir.

El prófugo fue capturado por agentes de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) que desde hace varios meses investigaban el caso, pues a pesar de tener una condena había logrado salir de la prisión y seguir cometiendo acciones ilícitas en la pandilla 18.

Los investigadores lograron identificar que Jesús Valmaña Cruz no solo vivía en residenciales exclusivas en La Ceiba y San Pedro Sula, sino que viajaba a República Dominicana, Guatemala, El Salvador, México y Nicaragua.

En San Pedro Sula usaba al menos seis carros de lujo para moverse y despistar a las autoridades.

reo sin huellas(800x600)
Fue suplantado en la cárcel de Ilama por otro pandillero de la 18 que está preso.

Captura

Jesús Valmaña Cruz está perfilado por agentes antimaras como administrador del dinero de la pandilla 18 y quien provee armas, uniformes policiales y militares a los miembros de la organización criminal para operar.

La noche del miércoles, agentes de la DPI lograron apresar al prófugo en el bulevar hacia la Unah-vs de la colonia Jardines del Valle, adonde le decomisaron una licencia con su fotografía y con el nombre de Ricardo Ezeeson López Cerrato.

En ese momento, el sospechoso ofreció cinco millones de lempiras a los agentes para que lo dejaran en libertad, según revelaron.

El subcomisario Cristian Nolasco, jefe de operaciones de la DPI, informó que Jesús Valmaña Cruz fue capturado en 2013 por el secuestro de un empresario en La Ceiba, así como por asesinato y asociación para delinquir.

Incógnitas

Valmaña, en 2015 fue condenado por un tribunal de sentencia a 63 años y 4 meses de prisión, pero desde hace varios años andaba en libertad.

Valmaña Cruz se borró sus huellas dactilares, y en su lugar en la cárcel de El Pozo en Ilama, Santa Bárbara, está preso otro pandillero que se identifica con su nombre y que cumple su condena de 63 años.

Las investigaciones indican que al parecer el líder de la pandilla 18 pagó un millón de lempiras para lograr su libertad. Ahora los agentes de la DPI investigarán en qué momento logró fugarse Valmaña Cruz y si lo hizo desde 2015 que fue condenado o si ya estaba recluido en algún centro penitenciario.

Mientras investigan e identifican a los responsables de la fuga, Valmaña Cruz fue enviado a prisión nuevamente por cochecho, falsificación de documentos y asociación para delinquir.
Medicina Forense tendrá que emitir dictamen de sus huellas e identificarlo.

La Prensa