Sale a la luz video del momento en que policías detienen a Keyla Martínez y doctor

Keyla Martínez murió el pasado domingo al interior de una celda policial en La Esperanza, Intibucá.

Intibucá, Honduras.

En las últimas horas circuló un vídeo de 25 segundos en el que aparecen la joven enfermera Keyla patricia Martínez (26) y el doctor Edgar José Velásquez Orellana sentados en un patrulla luego de ser detenidos por miembros de la Policía Nacional.

"¿Alguien le ha pegado?" Le preguntó Keyla al galeno, a lo que éste respondió: "Casi, dentro de 10 minutos me saldrá un hematoma (aparece generalmente a raíz de un golpe, una contusión o una magulladura) en mi brazo, soy médico, acuérdese de eso".

"Escúcheme a mí por favor, Edgar", le insiste Keyla mientras lo oberva con preocupación, a lo que el doctor exclama: "¡Ay, Dios mío, que Dios me ayude!".

keyla .237(1024x768)
Keyla Martínez tratando de calmar al doctor Edgar Orellana mientras estaba esposado en la paila de una patrulla.

El doctor Velásquez Orellana sale sentado en la paila de la patrulla y esposado, al tiempo que se muestra molesto y le reclama a los policías. Mientras tanto, Keyla está situada a un costado y sin esposas, ésta lo abraza para tratar de calmarlo.

Posteriormente ambos fueron trasladados a una celda policial en La Esperanza, ya que los oficiales adujeron que tanto el médico como la enfermera violentaron el toque de queda establecido y "andaban en estado de ebriedad".

Relacionada: “Yo me quiero morir. Yo me voy a colgar con mi suéter”

Un día después de ser encerrados por las autoridades locales, se conoció de la misteriosa muerte de Keyla Martínez, fue entonces cuando surgieron demasiadas dudas, preguntas e indignación por parte de la población, organizaciones de Derechos Humanos y movimientos defensoras de mujeres, quienes sospechan y alegan que fueron los agentes de la Policía quienes le quitaron la vida.

Buscan esclarecer la muerte

La estudiante de Enfermería murió por “asfixia mecánica”, no por suicidio, así lo dio a conocer el Ministerio Público luego de la autopsia forense. “De acuerdo con medicina forense legal, es un homicidio”, subrayó recientemente el portavoz Yuri Mora, quien además señaló que faltaban otros resultados anexos de la autopsia.

Un equipo de fiscales del Ministerio Público también dispuso a revisar contenidos de cámaras, libros de novedades y recabar otra información como parte de las investigaciones del caso que ha causado conmoción en Honduras.

keyla.238(1024x768)
Aquí sale detenida Keyla Martínez horas antes de morir en una postal policial de La Esperanza.

En Medicina Forense también se están evaluando pertenencias de Keyla, y ayer en medio de un ambiente de extrema reserva, seis de los 13 agentes policiales fueron custodiados desde la Secretaría de Seguridad hasta el Centro Integrado, en el barrio Los Dolores. La razón de su asistencia a esa oficina legal fue para realizarles los estudios físicos de manera individualizada y conocer si en ellos hay huellas de los hipotéticos métodos de defensa que habría empleado Keyla, en caso de haber sido agredida.

Además: Analizan cabellos que tenía la ropa de Keyla Martínez

La Policía Nacional informó en primera instancia que durante la ronda de supervisión de las celdas que hacen los agentes, se conoció que "la universitaria estaba intentado quitarse la vida, por lo que de inmediato se procedió a trasladarla a un centro médico en un intento por salvarle la vida, donde se informó que había fallecido".

La versión de fuentes médicas del hospital al que fue llevada la universitaria es que llegó sin vida al nosocomio. Las versiones policiales fueron rechazadas por los familiares de Martínez, quienes desde que se conoció el hecho aseguraron que se trata de un crimen de la misma Policía Nacional.

“¿Por qué si el doctor estaba allí al lado, no lo sacaron para que le diera primeros auxilios, si la encontraron intentando quitarse la vida?”, respondió Nancy Martínez, hermana menor de Keyla.

Por su lado, el inspector general Jair Meza aseguró que el hecho será investigado a fondo: “Se va a investigar hasta el último detalle en este caso y si hay algún funcionario que está involucrado, tanto administrativa como penalmente, nosotros mismos vamos a proceder contra él”.

Por transparencia se solicitó al Ministerio Público que el caso fuese asignado a otra agencia de investigación criminal, precisamente para garantizar la objetividad.

En La Esperanza se produjeron manifestaciones de varias personas a inicios esta semana, pero fueron disueltas por la Policía con gases lacrimógenos. Estudiantes de enfermería de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah) también se movilizaron en la capital del país.

En las redes sociales también se desplegó una fuerte campaña para pedir justicia por Keyla con los hashtags “#JusticiaParaKeylaMartinez” y “NiUnaMenos”, que rápidamente se volvieron tendencia.

La Prensa