Arrestan a "El Guasón" y "El Perdido", supuestos extorsionadores en San Pedro Sula

Ambos sujetos, quienes formarían parte de las filas de la Pandilla 18, fueron detenidos mediante un operativo realizado en la colonia 15 de Octubre.

Los dos individuos enfrentarán un proceso judicial por suponerlos responsables de extorsión y asociación para delinquir.
Los dos individuos enfrentarán un proceso judicial por suponerlos responsables de extorsión y asociación para delinquir.

San Pedro Sula, Cortés.

La Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (Fnamp) arrestó a dos hombres sospechosos de extorsión y que pertenecerían a la organización criminal Pandilla 18 en la colonia 15 de Octubre.

Se trata de Yefrey Daniel Boquín Núñez (24), alias El Perdido, quien según las autoridades, lleva cinco años de pertenecer a la estructura, además de ser el encargado del cobro y recolección de dinero producto de la extorsión.

Lea también: Aseguran supuesta narcoavioneta en Gracias a Dios

El segundo detenido es Elías Antonio Herrera Ordóñez (20),alias El Guasón, el cual tendría tres años dentro de la Pandilla 18, señalado como otro encargado de la extorsión.

Decomiso

Al momento de esposarlos les decomisaron dinero en efectivo que se derivaría de la extorsión y un teléfono celular que al parecer era utilizado para coordinar sus actividades delictivas.

Además: Niño de seis años muere al caerle la paila de un carro

Ambos fueron remitidos al juzgado correspondiente por suponerlos responsables del cometer el delito de extorsión en perjuicio de testigos protegidos y asociación para delinquir en perjuicio de la Seguridad del Estado de Honduras.

decomiso.452(1024x768)
Imagen de lo decomisado a Yefrey Daniel Boquín y Elías Antonio Herrera.

Datos

La Fuerza Antimaras informó que en lo que va de 2020 en el Valle de Sula, más de 390 miembros de organizaciones criminales han sido capturados.

Hicieron un nuevo llamado a la población hondureña a interponer sus denuncias a través de las líneas 143 y 911 en caso de ser víctimas de alguna acción ilícita por parte de maras y pandillas.

La Prensa