Envían a prisión a tres hondureños detenidos con 901 kilos de cocaína

Los tres hondureños fueron capturados con la cocaína en La Mosquitia.

Los tres hondureños fueron capturados en La Mosquitia.
Los tres hondureños fueron capturados en La Mosquitia. /

Tegucigalpa.

Tres hondureños, acusados de tráfico de drogas en la región de La Mosquitia, fronteriza con Nicaragua, donde les decomisaron 901 kilos de cocaína, fueron enviados este martes a prisión por orden de un juzgado, informó el Poder Judicial del país centroamericano.

A los tres hombres se les dictó detención judicial por el delito de "tráfico ilícito de drogas agravado en perjuicio de la salud de la población del Estado de Honduras" durante la audiencia de declaración de imputados, indicó el Poder Judicial en un mensaje en Twitter.

Los tres nacionales fueron arrestados el 26 de julio frente a las costas del departamento de Gracias a Dios, fronterizo con Nicaragua, en una operación de la Fuerza Naval de Honduras y la Agencia Técnica de Investigación Criminal, con apoyo de la Armada de Colombia.



Las autoridades les decomisaron la embarcación pesquera "Desteny" en la que transportaban 901 kilos de cocaína distribuidos en al menos 36 paquetes ocultos en compartimentos de la nave, según un informe de la Fuerzas Armadas del país.

La operación es producto del trabajo de agentes del Departamento Contra el Crimen Organizado de la ATIC y autoridades de Colombia, con quienes se trabaja en varias investigaciones conjuntas en contra del narcotráfico, indicó el Ministerio Público de Honduras.

Los detenidos fueron identificados como Samuel Armando Velásquez, Hanno Henney Moore y Heber Manuel Velásquez. El Juzgado de Letras Penal con Jurisdicción Nacional los envió a la cárcel de máxima seguridad en Morocelí, departamento oriental de El Paraíso, y programó la audiencia inicial de los tres acusados para el viernes.



Según el Código Penal de Honduras, el delito de tráfico de drogas se castiga con una pena de hasta 20 años de prisión.

El territorio hondureño es utilizado por narcotraficantes internacionales que envían cargamentos, especialmente de cocaína, a Estados Unidos, en avionetas y embarcaciones rápidas que navegan por el Caribe.

En 2014, las autoridades hondureñas pusieron en marca el escudo aéreo, marítimo y terrestre en el Caribe del país para reducir el tráfico de drogas procedente de América del Sur.



El escudo aéreo lo ejecuta de manera unilateral, pero en el marítimo Honduras cuenta con el apoyo de Estados Unidos a través de un guardacostas en aguas internacionales colindantes con las de la nación centroamericana en el Caribe.

Agentes de la Policía Nacional y la Policía Militar de Orden Público, entre otras instituciones, desarrollan el escudo terrestre.

La Prensa