Armas, droga y granadas hallan en requisa a tres módulos de la cárcel de Támara

El armamento sería parte del utilizado en el atentado contra militares que se encontraban en los torreones el pasado 20 de julio y que dejó un sargento herido.

Las autoridades madrugaron para desarrollar el operativo al interior de la prisión.
Las autoridades madrugaron para desarrollar el operativo al interior de la prisión.

Tegucigalpa, Honduras.

Seis fusiles AK-47, tres cargadores para fusil AK-47, cinco pistolas automáticas, dos granadas de fragmentación, un lanza granada de fabricación casera con tubos y al menos 30 libras de marihuana, fueron encontradas en las últimas horas durante un operativo de requisa realizado en la Penitenciaría Nacional de Támara.

A primeras horas de la mañana, miembros de las diferentes instituciones que integran la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), equipados de escáner móviles y detectores de metales ingresaron al centro penitenciario para realizar las respectivas requisas en los módulos de sentenciados II, procesados II y el área denominada “La Isla”.

Cronología

De manera preliminar se informó que primero se revisó el módulo sentenciados II, allí se descubrió una caleta en donde ocultaban al menos 30 libras de marihuana, la cual sería distribuida y vendida al interior del módulo, por lo que se realizaron la diligencias investigativas para identificar al propietario.

Relacionada: No hay muertos luego del violento enfrentamiento en cárcel de Támara, informa INP

La requisa se extendió al sector denominado como “La Isla”, en donde encontraron enterrados en el área verde: dos fusiles AK-47, dos cargadores vacíos y un lanza granadas de fabricación casera elaborada con tubo, el hallazgo se produjo con el equipo especializado para detectar metales.

carcel 2.11(1024x768)
La requisa surgió a raíz del atentado criminales hace dos días dentro de Támara.

Con el hallazgo de las armas de grueso calibre, las autoridades continuaron la requisa en el modulo procesados II, encontrando cuatro fusiles AK-47, un cargador del mismo calibre, cinco pistolas automáticas 9mm y dos granadas de fragmentación, las cuales serían parte de las utilizadas para cometer el ataque en contra de los miembros de Fuerzas Armadas y Policía Militar, quienes se encontraban en los torreones y en cuyo hecho resultó herido un sargento que fue trasladado de emergencia al Hospital Militar.

Indicios

Durante la operación de requisa participó personal de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) y su departamento de Inspecciones Oculares, quienes realizaron el levantamiento y embalaje de cada uno de los indicios, los cuales fueron trasladados a los laboratorios de balística para determinar si han sido utilizados para cometer otros ilícitos.

Además: Video de fuerte tiroteo en el interior de la cárcel de Támara

Por su parte, las autoridades penitenciarias indicaron que en coordinación con los elementos de Fusina continuarán con los operativos de requisa con el propósito de extraer del establecimiento todo tipo de objetos que puedan ser utilizados como arma.

carcel 3.4(1024x768)
Los presos fueron sacados de sus secciones carcelarias para llevar a cabo la inspección.

Antecedentes

El lunes 20 de julio, desde el centro penitenciario de Támara se reportó un atentado criminal en contra de los miembros de las Fuerzas Armadas y Policía Militar asignados a la seguridad en los torreones: uno ubicado en el módulo procesados y dos del módulo de máxima seguridad, dejando como saldo un sargento herido, quien fue atendido por el personal médico y luego trasladado al Hospital Militar.

Posteriormente se realizaron las coordinaciones para realizar una intervención con la finalidad de restablecer el orden y control en el establecimiento, asimismo, los técnicos de Inspecciones Oculares recabaron al menos 200 casquillos de armas de fuego de diferentes calibres y la espoleta de tres granadas de fragmentación.

En la inspección física constataron que los privados de libertad dispararon en contra de los torreones, dañando los faroles, ventanales y estructura metálica. En uno de los torreones se contabilizaron al menos 40 perforaciones de bala.

La Prensa