Habilitan laboratorio en cárcel de Támara para evitar llevar a presos a hospitales

Los internos ya no tendrán que acudir a los centros hospitalarios para realizarse estudios de laboratorio.

El objetivo es procesar las muestras en el laboratorio y obtener los resultados con inmediatez.
El objetivo es procesar las muestras en el laboratorio y obtener los resultados con inmediatez.

Tegucigalpa, Honduras.

A raíz de los más de 75 casos confirmados de coronavirus dentro de la Penitenciaría Nacional de Támara, donde también se ha reportado una serie fallecimientos por el virus, las autoridades coordinaron la instalación del equipo Cell-Dyn-1700, especial para el procesamiento de análisis de laboratorio, específicamente de hemogramas en la Penitenciaría Nacional de Támara.

Dato
Hasta el 9 de junio de 2020, el INP reportó 83 contagios de coronavirus: 80 en Támara y tres en El Porvenir, Francisco Morazán.

Indicaron que con la instalación del equipo se permitirá procesar las muestras sanguíneas en el mismo establecimiento y tener los resultados en tiempo real, lo que representa que al detectar una anemia u otros niveles bajos que pueden comprometer el sistema inmunológico de la persona, se brinde la atención y tratamiento oportuno.

Si bien es cierto, las prisiones cuentan con médicos generales, farmacólogos, microbiólogos, odontólogos y personal de enfermería, han sido reiterativas las denuncias contra el sistema de salud al interior de los penales.

Lea además: Alrededor de 200 pruebas diarias de COVID-19 podrán realizar en segundo triaje de San Pedro Sula

Es así que se ha nombrado un equipo de médicos que permanecerán en las instalaciones trabajando con los doctores asignados al establecimiento. El equipo interinstitucional estará realizado visitas en los diferentes módulos, habilitando áreas para aislar a personas de la tercera edad y reos que presentan diferentes sintomatologías, a quienes también ya se les realizó pruebas para diagnosticar si padecen dengue, tuberculosis, VIH o COVID-19.

Según se informó, la Secretaría de Salud a través de sus regionales sanitarias ha encargado el suministro de medicamentos a los diferentes centros penitenciarios del país, mientras que los ubicados en el departamento de Francisco Morazán estarán bajo el cargo de la Región Metropolitana.

Por su parte, el Instituto Nacional del Diabético (INADI) envió a los establecimientos los medicamentos para sus pacientes y de igual manera lo hicieron los hospitales psiquiátricos Mario Mendoza y Santa Rosita.

De Interés

Entre las acciones preventivas implementadas, según el Instituto Nacional Penitenciario están: desinfectación de toda persona, vehículo con producto que ingrese al establecimiento, además del aislamiento, evaluación médica y realización de pruebas de COVID-19, y en caso de resultar positivo se inicia su proceso de tratamiento.

La Prensa