Con palos y arma blanca asesinaron a las seis presas en Támara

Una de las reclusas provocó un incendio para distraer a las policías penitenciarias.Sorprendieron a sus rivales y mataron a 4 en un gimnasio y 2 en Casa Cuna.

VER MÁS FOTOS
/

TEGUCIGALPA.

La guerra que mantienen las pandillas por primera vez dejó seis víctimas dentro de la Penitenciaría Nacional Femenina de Adaptación Social (PNFAS).

Las seis reclusas, supuestamente mareras de la Salvatrucha, fueron asesinadas con armas blancas y a golpes por otras presas de la pandilla 18 que iniciaron el ataque con un incendio.

En la brutal agresión murieron las reclusas Wendy Yolanda Salinas Álvarez, Lisseth Abigaíl Moreno Carranza, Margarita Elizabeth Gómez Díaz, Gilda Janeth Ruiz, Karla Joselyn Vallecillo y Patricia Nicole Velásquez.

Por medio de audios que enviaron a sus familiares, reclusas pedían auxilio y avisaron del incendio y muerte de sus compañeras.

Otras dos identificadas como Ingrid Yamilet Ruiz Colindres y Nancy Paola Correa resultaron heridas.

Se conoció que Salinas Álvarez, Moreno Carranza, Gómez Díaz y Gilda Yaneth Ruiz ingresaron el pasado 21 de mayo en la cárcel, por ello estaban en el gimnasio adonde según las autoridades del Instituto Nacional Penitenciario INP hacen la cuarentena para evitar contagios de COVID-19 al resto de la población.

Las otras dos reclusas que murieron fueron encontradas en el hogar 1 de sentenciadas que pertenece a la Casa Cuna.

rr cefas 250520 (6)(800x600)
Forenses llegaron en la madrugada a levantar los cuerpos.

Karla Vallecillo había ingresado en dos oportunidades en la PNFAS. La primera vez fue el 12 de diciembre de 2017 y la segunda el 24 de junio de 2019, y Patricia Nicole Velásquez ingresó en la cárcel el 25 de febrero de 2020.

En informe oficial de las autoridades de la PNFAS establece que a las 10:00 pm del sábado se inició un incendio en el área del dormitorio de preliberación adonde se encontraba en aislamiento la interna Evelin Yulisa Aguilar Castro con su hija de 15 días de nacida, quienes fueron rescatadas.

rr cefas 250520 (4)(800x600)
La tragedia comenzó con un incendio que puso a trabajar al personal de seguridad de la PNFAS y a los bomberos que lograron apagar el fuego; pero pandilleras de las 18 aprovecharon para atacar a rivales de la mara MS-13, a quienes sorprendieron con armas blancas. Familiares reclamaron los cuerpos ayer.

El fuego habría sido provocado por la interna Maryori Mejía, quien desde hace dos meses estaba pendiente de traslado.

El caos provocado por el incendio fue aprovechado por el grupo de mujeres criminales que ingresaron en el área del gimnasio adonde estaban las victimadas. Mientras se intentaba apagar el fuego, las reclusas estaban asesinando a las otras mujeres, para lo que utilizaron pedazos de varillas, cables, palos y, según el reporte oficial de las autoridades, otros tipos de armas blancas.

Las víctimas fueron degolladas, apuñaladas en múltiples ocasiones y desmembradas.

mareras2 (1)(800x600)
Las imágenes fueron proporcionadas por sus parientes, pero prefirieron no dar los nombres.

Ayer circuló un audio de una mujer que dijo que era presa: “Eso no fue incendio, ellas (las pandilleras) incendiaron enfrente para que las policías se fuera para otro lado, empezamos a gritar como locas al torreón y nadie había”.

La mujer relató: “Nosotros miramos cuando estaban matando a las que estaban en el gimnasio”.

En los audios aseguraron que gritaban pidiendo auxilio y golpeaban los portones para que les abrieran y poder salvarse del fuego. “Creímos que nos iban a quemar dentro de las celdas, porque nadie nos escuchaba, quedamos en medio de las mujeres que son de la MS-13 y la pandilla 18”, dijo otra de las privadas de libertad.

A las 4:40 am ingresaron en el recinto penitenciario equipos forenses, de la Fiscalía y de la Policía de Investigación para reconocer los cadáveres.

Personal de la PNFAS informó que las presas rompieron los candados de los portones para amotinarse como ha ocurrido en otras ocasiones.

Detenidas

El pasado 19 de mayo, la FNAMP informó sobre la detención de cuatro supuestos mareros de la Salvatrucha en un operativo en el barrio La Hoya de la capital, las tres mujeres (Wendy Yolanda Salinas, Lisseth Moreno Carranza y Gilda Janeth Ruiz) y un hombre tenían supuestamente un centro de distribución de drogas.

Margarita Gómez Díaz habría sido capturada por la FNAMP este 20 de mayo, junto con dos hombres supuestos mareros de la MS-13 en un operativo en el barrio El Centro, de Tegucigalpa.

Las mujeres solo tenían tres días en Támara cuando fueron asesinadas.

La Prensa