Presos en Honduras con medida de prelibertad no retornarán a las cárceles hasta nuevo aviso

Las autoridades penitenciarias informaron que esta es una de las medidas para evitar la propagación del coronavirus en el país.

Alrededor de 172 privados de libertad pertenecen al Centro Penitenciario 'Marco Aurelio Solo' y unos 28 a la cárcel de El Progreso.
Alrededor de 172 privados de libertad pertenecen al Centro Penitenciario 'Marco Aurelio Solo' y unos 28 a la cárcel de El Progreso. /

Tegucigalpa, Honduras.

La Sub Comisión Interinstitucional de Justicia Penal de Honduras informó este día que más de 200 presos serán puestos en prelibertad mientras dure la emergencia del coronavirus en Honduras.

De ellos, 172 pertenecen al Centro Penitenciario "Marco Aurelio Solo" y unos 28 a la cárcel de El Progreso. Este grupo de hondureños que tenían el beneficio de preliberación, antes de la emergencia nacional, no están retornando a dichos centros carcelarios como ocurría originalmente en cumplimiento de esta medida.

"No obstante, ante el riesgo de contaminación que puede generar ese movimiento se ha establecido como recomendación que los reos que gocen de esta medida puedan permanecer en sus hogares de manera continua mientras aún subsistan las condiciones de emergencia", dice el comunicado.

Además lea: Presidente Hernández socializa plan de alivio ante impacto económico por COVID-19

Este procedimiento ya fue adoptado por la Penitenciaría Nacional de Támara y el Centro Carcelario de El Progreso, que en su conjunto ya suma un beneficio más de 200 privados de libertad que estarán en condiciones de menor riesgo de contaminación y que podrían ser portadores potenciales del coronavirus al interior de los centros carcelarios con lo que se reduce la situación de peligro para quienes no gozan de dicho beneficio.

Esta misma media se estará aplicando poco a poco en los demás centros penitenciarios del país indica el comunicado. Como parte de los acuerdos establecidos con la Subcomisión Interinstitucional de Justicia Penal en reunión convocada por el presidente del Poder Judicial, Rolando Argueta.

Esta acción forma parte del plan de descongestionamiento de los centros penitenciarios que se impulsa desde la Presidencia del Poder Judicial para evitar la propagación del coronavirus.

La Prensa