El Porkys tenía una fortuna gracias al lavado y una condena de 40 años de cárcel

El jefe de la mara MS se inició como armero y le trabajó a Mamalicha en Copán, adonde comenzó a delinquir

VER MÁS FOTOS
Alexander Mendoza, aún estando preso, ha mantenido su liderazgo en la MS-13.
Alexander Mendoza, aún estando preso, ha mantenido su liderazgo en la MS-13.

San Pedro Sula, Honduras

Con negocios de venta de aceites y luego de comercialización de carros usados comenzó a lavar dinero Alexander el Porkys Mendoza, quien en ese entonces ya tenía un rol en la mara Salvatrucha y controlaba varias zonas de San Pedro Sula.

El lavado de dinero producto de la venta de drogas y extorsiones creció tanto que logró amasar una fortuna con la estructura criminal que lidera a nivel nacional.

Alexander Mendoza, originario de Jalaca, Talanga, Francisco Morazán, salió de su pueblo desde muy pequeño y llegó a San Pedro Sula adonde desde joven comenzó a trabajar en una armería.

Por su experiencia en armas fue contratado en una armería de Santa Rosa de Copán, donde conoció a Fredy Armando Mamalicha Leiva, a quien la Policía identificaba como líder de una banda criminal que fue capturado y después asesinado estando en libertad. Alexander Mendoza le reparaba las armas a Mamalicha y de ahí suponen que comenzó su recorrido por el bajo mundo criminal.

En San Pedro Sula, el Porkys comenzó a ser mencionado en actos ilícitos desde hace 15 años.

Sus nexos con vendedores de carros lo llevaron a crecer en ese negocio para lavar el dinero que obtenía de la venta de drogas.

Con el aumento de capital, los vehículos usados que compraba los ponía a la venta en autolotes y, según las investigaciones, logró hacerse socio de algunos de los propietarios de esos negocios de carros.

En la mara Salvatrucha, tras distintos roles, llegó a ser el líder a nivel nacional acompañado por Jairo Anwar Sony Orellana Recinos, quien era el subjefe de la MS-13.

La estructura criminal operaba abiertamente con la complicidad de policías, jueces, fiscales, según información del Ministerio Público presentada en uno de los juicios en contra de los cabecillas.

El Porkys invirtió dinero en lujosas propiedades, vehículos, yonkers, autolotes y terrenos.
Las propiedades fueron también distribuidas a todos los miembros de la estructura Salvatrucha.

Con su estructura criminal, Alexander Mendoza también había formado un equipo de fútbol y en diciembre de 2015 fueron capturados por la Policía en el campo Patria Marathón del barrio Paz Barahona de San Pedro Sula.

El 23 de febrero de 2016, tras averiguaciones y recolección de indicios, la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) ejecutó la operación Avalancha contra la MS-13 en la que a el Porkys y su estructura le aseguraron bienes, sobre todo en San Pedro Sula.

A algunos de sus socios les decomisaron varios millones de lempiras que tenían ocultos en paredes de sus casas.

El 26 de junio de 2018, Alexander Mendoza y Jairo Anwar Orellana Recinos fueron declarados líderes de la estructura y de lavar dinero, fueron condenados a 40 años de prisión. Actualmente están en juicio por el asesinato de las fiscales Marlene Banegas y Olga Eufragio.

La Prensa