Policía aún desconoce por qué el "Sanguinario" mató a sus compañeros

Pavel Flores es acusado de supuestamente matar a cinco mareros de la MS en La Tolva.

Pavel Flores, alias Sanguinario, es sindicado como el homicida.
Pavel Flores, alias Sanguinario, es sindicado como el homicida.

Morocelí, El Paraíso.

En un video quedó grabado que un compañero de pandilla fue quien ultimó a los cinco mareros de la MS en la cárcel de máxima seguridad La Tolva, informaron las autoridades.

La ingobernabilidad en las cárceles de Honduras quedó evidenciada nuevamente al registrarse la masacre el sábado dentro de ese reclusorio.

Con una pistola calibre 3.80 milímetros, un recluso atacó a balazos a cinco de sus compañeros de módulo, en el penal que el Estado ha catalogado como un reclusorio dotado de extremas medidas de seguridad.

Aún así, en menos de dos meses se dio el asesinato de seis personas en ese recinto carcelario, en hechos distintos.

Los muertos son Erick Escoto, José Dolores Campos, Óscar Alfonso Madrid, Junior Alvarado y Walter Portillo.

Con el arma de fuego en la mano, Pavel Eduardo Flores Rodríguez, conocido como Sanguinario en el mundo de la MS-13, a la que pertenece, se acercó a un grupo en el que estaban ocho convictos y disparó a mansalva contra todos ellos, informó la Policía.

Según establece el parte levantado por la Policía Nacional, el múltiple crimen aconteció alrededor de las 7:30 pm del sábado, en la celda 106, donde están internos los pandilleros de la MS-13 en el presidio ubicado en Morocelí, El Paraíso.

El acto criminal quedó grabado por las cámaras de seguridad de la cárcel en el momento cuando el recluso disparó a sangre fría contra sus compinches de la mara Salvatrucha. El motivo todavía se desconoce.

Las autoridades forenses, fiscales y de la Policía levantaron los cinco cuerpos en los predios de la cárcel La Tolva, en Morocelí, El Paraíso.

Investigación

Las víctimas son Junior Antonio Alvarado Olivera, Óscar Alfonso Madrid Montoya, Erick Francisco Escoto Maldonado, Walter Portillo Méndez y José Dolores Campos, todos pandilleros de la Salvatrucha.

Alias Sanguinario, también de la MS-13, fue ubicado minutos después por los agentes penitenciarios, quienes lo encontraron en poder del arma de fuego con rastros de sangre frescos y con un cargador adicional repleto de municiones.

El presunto autor material del quíntuple crimen es considerado un marero de alta peligrosidad dentro de La Tolva. Es originario de La Ceiba, Atlántida, y guarda prisión por asociación ilícita. Agentes de Inspecciones Oculares de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) y del Ministerio Público se hicieron presentes al centro penal para levantar los cinco cadáveres, labor que finalizó la madrugada de ayer.

Los cuerpos de las víctimas fueron trasladados por las autoridades a la morgue de Medicina Forense de Tegucigalpa.

Los cuerpos fueron trasladados a la morgue en la capital, y hasta ayer no habían podido entregar ninguno de los cadáveres.

Menos de dos meses transcurrieron desde la última muerte ocurrida en La Tolva, cuando un marero de la MS-13 mató a balazos al reo Marco Tulio Amador, la noche del 25 de octubre.

No habían pasado ni 24 horas cuando en El Pozo, en Ilama, Santa Bárbara, un grupo de pandilleros mató al reo Magdaleno Meza Fúnez.

La Prensa