Sicarios en moto acribillan a chofer de la Región de Salud

El fallecido fue identificado como Omni Miguel López Chávez Una mujer que estaba en el lugar y el hijo del occiso resultaron heridos

Su familia había recibido amenazas para que se fueran de la Rivera
Su familia había recibido amenazas para que se fueran de la Rivera

San Pedro Sula, Hodnuras.

Dos sicarios en motocicletas acribillaron ayer a un conductor de la Región Departamental de Salud y dejaron heridos a su hijo y a una mujer en la entrada de la colonia Rivera Hernández.

El fallecido fue identificado por las autoridades policiales como Omni Miguel López Chávez (de 42 años), quien acababa de salir de su vivienda en la colonia 6 de Mayo del sector La Montañita desde donde los criminales le dieron seguimiento.

Fue en la entrada a la colonia Rivera Hernández frente a una gasolinera, donde dos motocicletas interceptaron a López cuando viajaba en su carro tipo camioneta, marca Ford Escape, color gris, con placas HAH 9375.

Omni viajaba con su hijo, por lo que el padre al ver el ataque lo protegió con su cuerpo. El joven solo resultó con un rozón de bala en su mano derecha.

Video.

En la balacera también resultó herida una mujer que labora en una glorieta de comidas que está frente al lugar del ataque. La fémina fue trasladada de emergencia al hospital Mario Rivas. Alex Perdomo, oficial de la Policía, manifestó que dieron seguimiento a las cámaras de vigilancia, donde se mira que los dos motociclistas ultimaron al empleado de Salud.

Según las investigaciones preliminares, la familia López estaba siendo amenazada por miembros de la mara Salvatrucha (MS) para que abandonara la colonia, por lo que hace aproximadamente una semana raptaron a uno de los miembros, pero afortunadamente fue dejado en libertad sano y salvo. Fue ayer a eso de las 6:30 am, que los criminales dieron cumplimiento a las amenazas y asesinaron a López, quien según sus conocidos era un hombre que desde hace varios años trabajaba con la Región de Salud.

Parientes y amistades del occiso llegaron a la escena del crimen, donde lamentaron el hecho. Agentes de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) encontraron en el lugar 20 casquillos de bala de diferentes calibres.

Al poco tiempo del asesinato, agentes de la Policía Nacional reportaron que en la 15 calle y 16 avenida, del barrio Cabañas encontraron abandonada una de las motocicletas usadas por los sicarios. Miembros de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) se llevaron la moto como evidencia y será inspeccionada para ver si encuentran huellas digitales que los ayude a dar con los criminales. El cadáver de López fue llevado a la morgue, hasta donde llegaron sus parientes.