Más noticias

Dictan prisión preventiva para supuesto marero en San Pedro Sula

Marco Antonio Rivera fue el pasado 15 de agosto en El Progreso.

Marco Antonio Rivera Ramos podría enfrentar varios años en prisión.
Marco Antonio Rivera Ramos podría enfrentar varios años en prisión.

San Pedro Sula, Cortés.

Un auto de formal procesamiento recibió a través de la audiencia inicial, Marco Antonio Rivera Ramos, a quien se le supone responsable del delito de extorsión en perjuicio de un testigo protegido.

En el Juzgado de Letras Penal con competencia territorial nacional en materia de extorsión se presentó el expediente investigativo, lo decomisado, el álbum y reconocimiento fotográfico que constituyen los inidicios por parte del Ministerio Público. Allí mismo se le informó que sería remitido a la Penitenciaría Nacional Marco Aurelio Soto en Támara mientras se desarroolla la audiencia preliminar.

-Historial sobre el caso-

El miércoles 14 de agosto del 2019, a las oficinas de la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (Fnamp) se presentó una persona a quien se le socorrió con la figura de testigo protegido, así denunció que el lunes 12 de agosto del año en curso, en horas de la mañana, a su centro de trabajo llegaron tres sujetos desconocidos que dijeron que eran parte de la Mara Salvatrucha (MS-13) y le dijeron que tenía que colaborar con 5,000 lempiras semanalmente y que cada jueves debía entregárselos, de lo contrario lo matarían junto a toda su familia y que ya sabían todos sus movimientos.

Lea además: Expolicía recibe 11 años de cárcel por intento de homicidio y atentado

Para el 15 de agosto, un grupo de agentes de la Fnamp se desplazó desde las 04:30 pm a la ciudad de El Progreso y llegó a la colonia San Jorge para ubicarse en puntos estratégicos e iniciar un proceso de vigilancia que les permitió como a las 10:35 pm observar a detalle.

El ofendido llegó al lugar donde había sido citado y al pie de un poste que sirve para el tendido eléctrico, dejó un paquete y se retiró rápidamente. Unos tres minutos después, detectaron que un sujeto de estatura normal, trigueño, que vestía camisa y pantalón color gris, se dirigió al poste y al llegar comenzó a buscar en los alrededores.

En ese momento vieron que se agachó, recogió algo para marcharse rápidamente mientras los agentes le daban seguimiento y cuando había transitado algunas cuadras fue requerido.

El sujeto se identificó como Marco Antonio Rivera Ramos, a quien se le practicó un registro personal y le encontraron un sobre de papel blanco en la bolsa frontal derecha de su pantalón, al interior estaban 200 lempiras en dos billetes de 100, tenía también un aparato celular.