Más noticias

Investigan si hubo negligencia en caso de los hermanitos ahogados

Los dos angelitos perdieron la vida por asfixia la tarde del viernes al caer dentro de una pila de una casa abandonada.

Los agentes de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) iniciaron las averiguaciones para determinar las verdaderas causas de la muerte de los dos niños.
Los agentes de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) iniciaron las averiguaciones para determinar las verdaderas causas de la muerte de los dos niños.

Tegucigalpa, Honduras.

En un ambiente de consternación fueron sepultados los cuerpos de los hermanos Sonia Yolany Ávila Villalobos, de dos años de edad, y Wilmer Alexander Ávila Villalobos, de tres años.

Los dos angelitos perdieron la vida por asfixia la tarde del viernes al caer dentro de una pila de una casa abandonada que se encuentra ubicada en la colonia Fraternidad de San Lorenzo, Valle.

Las autoridades policiales investigan si la muerte de los hermanitos fue un accidente o hubo negligencia por descuido de parte de los padres de los fallecidos.

LEA: Cuatro sicarios encapuchados mataron a abogada y su cuñado

Informes preliminares de la Policía Nacional y de acuerdo con la narración de los hechos por parte de Sonia Maritza Villalobos García, madre de los bebés, establecen que a eso de las 2:30 de la tarde del viernes, la madre les dio de comer y cuando le daba pecho a su otra bebé recién nacida, los dos menores estaban jugando en el patio de la casa.

Minutos más tarde, salió a ver donde se encontraban los niños y no los observaba por ningún lado, por lo que decidió buscarlos y los encontró dentro de una pila que está cerca de una casa abandonada que colinda con la vivienda donde residían los menores.

Sonia Maritza sacó a los menores del fondo de la pila y los llevó al hospital de San Lorenzo y en la sala de emergencias le manifestaron que los dos niños ya estaban muertos.

Investigación

Los agentes de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) de oficio iniciaron las averiguaciones para determinar las verdaderas causas de la muerte de los dos niños.

Cuando las autoridades realizaron el reconocimiento y levantamiento de los cadáveres, los niños tenían entre seis y ocho horas de haber fallecido.

El velatorio se realizó en la casa de los padres de los hermanitos y a las 4:00 de la tarde de ayer fueron sepultados en el cementerio de la comunidad en un ambiente de consternación por parte de los familiares y amigos, que llegaron a dar el último adiós a los angelitos