Más noticias

A supuesto capo le condenaron a una hermana por testaferrato

Los detenidos son acusados de lavado de activos, pues les decomisaron 193,000 dólares ocultos en un vehículo.

Nery Orlando se hace llamar Magdaleno Meza Fúnez.
Nery Orlando se hace llamar Magdaleno Meza Fúnez.

San Pedro Sula, Honduras.

A Nery Orlando López Sanabria, enviado a prisión ayer por lavado de activos, tenencia ilegal de armas de fuego y explosivos, ya le condenaron a una hermana por ser testaferro del cartel de los Valle, al que supuestamente también pertenece él.

En las investigaciones de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico (DLCN) se establece que Nery Orlando López Sanabria es hermano de Norma Jackeline Sanabria, a quien capturaron en febrero de 2015.

La fémina fue declarada culpable de lavado de activos y asociación ilícita por un tribunal con jurisdicción nacional en febrero de 2017. La juzgaron junto con el extraditable Víctor Lorenzo Flores.

A Nery Orlando López Sanabria lo arrestaron la tarde del 6 de junio junto con su esposa Ericka Julissa Bandy García, así como con José Santos Mejía Laínez, Daniel Alberto Tica Santos y Maximiliano Echeverría García. Ayer, la Fiscalía contra el Crimen Organizado acusó a los cinco sospechosos de lavado de activos, tenencia ilegal de armas de fuego y explosivos.

En relación con el requerimiento fiscal presentado ante el juzgado con competencia territorial, le agregaron el delito de soborno doméstico a Maximiliano Echeverría, quien al ser detenido por elementos de la Policía Militar ofreció dinero para que los liberaran.

rr narco 090618 2(1024x768)
José Santos Mejía Laínez, Daniel Alberto Tica, Maximiliano Echeverría, Nery Orlando López y Ericka Julissa Bandy son llevados ante el juez.

El presunto narcotraficante Nery Orlando López Sanabria, quien se hace llamar Magdaleno Meza Fúnez, iba con Ericka Julissa Bandy y su guardaespaldas Maximiliano Echeverría en un vehículo blindado, el cual tenía dos compartimientos ocultos en los que llevaban 193,000 dólares, pistolas, joyas, pepitas de oro y documentos.

Cuando los agentes de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico (DLCN) inspeccionaron otro de los tres carros confiscados a los sospechosos encontraron otra arma de fuego y documentos que están siendo investigados.

Proceso

En la audiencia de declaración de imputado celebrada ayer, la Fiscalía formalizó los cargos por los que están siendo procesados.

Los fiscales imputaron el lavado de activos en contra de las cinco personas por el decomiso de 193,000 dólares que llevaban ocultos en uno de los tres vehículos en los que viajaban de Santa Bárbara a San Pedro Sula.

En la operación también les confiscaron seis armas de fuego, una de ellas con silenciador, no presentaron permisos de portación de ninguna.

rr narco 90618 3(1024x768)
Después que arrestaran a los sospechosos les allanaron propiedades en Santa Bárbara y La Entrada, en Copán.

En uno de los compartimentos ocultos hallaron dos granadas y una gran cantidad de joyas y pepitas de oro, las cuales, según dijo Ericka Julissa Bandy, las andaba porque se dedica a comercializarlas.

Luego de efectuar los decomisos y con la información recopilada, agentes de la DLCN y la Policía Militar ejecutaron allanamientos en una hacienda de varias manzanas de terreno que se extiende hasta una montaña donde está ubicada una lujosa cabaña en la aldea La Coroza, cerca de Santa Cruz Minas.

En La Entrada, Copán, también allanaron una casa propiedad de López Sanabria y otra ubicada en la colonia Las Flores, propiedad del guardaespaldas. Según se conoció, en los carros y viviendas encontraron documentación valiosa, por lo que la Fiscalía solicitó la ampliación de las investigaciones en los juzgados, debido a lo anterior podrían ejecutar allanamientos y aprehender a otros involucrados.

Las investigaciones revelan que López Sanabria se dedicaba al transporte de droga en lanchas en La Mosquitia y luego los cargamentos eran trasladados a Guatemala, con ayuda de otras personas que están siendo identificadas en Honduras. Las autoridades encontraron que el capturado se había hecho el muerto para evitar la justicia.