Sistemas de cámaras de seguridad invaden Tegucigalpa

Las autoridades del Sistema de Emergencia Nacional han anunciado que instalarán más cámaras en la ciudad.

Las cámaras de seguridad del 911 cubren el 65% de Tegucigalpa.
Las cámaras de seguridad del 911 cubren el 65% de Tegucigalpa.

Tegucigalpa, Honduras.

La instalación de sistemas de videovigilancia se ha disparado en la capital en los últimos años, tanto en el sistema público como en el privado.

Por parte del Estado, a través del Sistema Emergencia Nacional 911, se han instalado 1,300 cámaras en la ciudad. Estos aparatos permanecen instalados en centros educativos, plazas comerciales, mercados y las principales calles del Distrito Central. Con este número de cámaras, según las autoridades de la línea de emergencia, se vigila el 65% de la capital.

“El antiguo proyecto (es decir, la primera fase de la instalación de cámaras de vigilancia) no contempló las nuevas viviendas y carreteras que han surgido en los últimos años en la ciudad”, dijo Juan Carlos Degrandez, subdirector del 911.

Es por esta razón que para finales de diciembre se espera haber instalado nuevas cámaras para abarcar el 100% de la capital, según el entrevistado, aunque no reveló el número de aparatos a instalar ni la inversión. Este año, al igual se hará la reubicación de unos 30 botones de pánico que han permanecido en algunos sectores, pero que no han estado visibles a la población.

En los próximos meses se dará a conocer los sitios donde se encontrarán estos sistemas, que por lo general son instalados en puntos donde hay concentración de personas, con la finalidad de que una entidad de seguridad o un particular lo presione para emitir una alerta, agregó Degrandez.

Julián Hernández, portavoz de la Secretaría de Seguridad, informó que en la actualidad no se manejan datos específicos de cuántos sistemas de vigilancia de cámaras se han instalado a nivel privado en la capital.

“Lo que sí se debe saber es que si se registra un hecho delictivo en un sitio donde funcionan cámaras de seguridad, en una vivienda o negocio las personas están obligadas a facilitar el video que se haya captado en la zona”, expresó Hernández.

Inseguridad

Para el sociólogo Edgardo Rodríguez, hasta el momento las cámaras al ser instaladas en la vía pública no invaden la privacidad, por lo que es una acción que busca beneficiar a la población. “No todas las personas pueden adquirir este servicio, ya que es costoso, pero las clases media y alta lo hacen con el propósito de sentirse seguros”, expresó Rodríguez.

La Prensa