21/05/2024
10:14 AM

Avon brinda charla sobre la equidad de género en el ámbito laboral

Un porcentaje alarmante de mujeres carecen de un trabajo remunerado en Honduras, el trabajo doméstico es la ocupación principal, lo cual marca más la distinción de los roles entre los hombres y las mujeres

SAN PEDRO SULA. En conmemoración del Día Internacional de la Mujer, la empresa transnacional Avon celebró un desayuno especial con mujeres profesionales. Antes del mismo, se realizó una charla sobre la desigualdad laboral que impera en nuestro país, así como la forma en la que se debe trabajar referente a este tema.

La cafetería Miel & Café fue el lugar predilecto para recibir a los invitados, quienes desde su llegada fueron recibidos con un fraternal ambiente. Astrid Escobar, auxiliar de comunicaciones y reputación empresarial de Avon Honduras, brindó las palabras de bienvenida a los asistentes, dando introducción a la psicóloga Miriam Fonseca Flores, quien fue la responsable de abordar el tema sobre las limitantes de las mujeres en el ámbito laboral.

La desigualdad de género existente todavía deja en desventaja a las mujeres en el mundo laboral. La Organización de las Naciones Unidas(ONU) Mujeres identifica tres realidades distintas que sufren las mujeres, definidas por factores estructurales relacionados con el género, tales como niveles de ingresos, niveles educativos, edad del primer embarazo y etnicidad.

Las teorías psicológicas y sociológicas que se explicaron son: pisos pegajosos, la cual indaga en las mujeres con educación primaria baja e ingresos familiares bajos, provocando que derive en una participación laboral limitada en comparación con los hombres.

Luego, la teoría del techo de cristal, en este otro extremo se encuentran las mujeres con educación terciaria e ingresos familiares altos, pero que aun así chocan con los “techos” que limitan su crecimiento y acceso a posiciones de toma de decisiones. Además, la diferencia en la brecha salarial, discriminación y asignación de tareas laborales estereotipadas.

Por último, la teoría de escaleras rotas, definido por la ONU como la desventaja que enfrentan las mujeres con educación secundaria e ingresos familiares intermedios, quienes pesa a formar parte del mercado laboral, carecen de redes de apoyo que impulsen su desarrollo profesional, y por tanto, su independencia financiera.

De esta manera, en una jornada matutina de mucho provecho, se recalcaron los avances de Avon en su camino por construir un espacio seguro, íntegro y humanista para superar las barreras tradicionales que intentan frenar el empoderamiento de las mujeres que colaboran con la marca.