Meghan y la razón para no estar en la portada de la edición de Vogue

La duquesa de Sussex decidió no aparecer en el número de la edición británica de la revista en el que ha trabajado como editora invitada por un loable motivo.

La duquesa de Sussex será la primera editora invitada en la revista British Vogue.
La duquesa de Sussex será la primera editora invitada en la revista British Vogue.

Reino Unido.

Tal y como se venía especulando desde hace semanas, la duquesa de Sussex ha colaborado en el número de septiembre de la edición británica de Vogue como editora invitada para arrojar algo de luz sobre "los valores, las causas y las personas que están teniendo un impacto positivo en nuestro mundo".

La esposa del príncipe Harry ha elegido a 15 mujeres que considera dignas de admiración y a las que, a título personal, ve como todo un ejemplo a seguir para la portada de la publicación, que ha bautizado como 'Fuerzas del cambio'.

Ella, sin embargo, ha preferido no posar para la cámara del reputado fotógrafo Peter Lindberg, a quien solo puso una exigencia muy clara al ofrecerle el trabajo: que se apreciaran "todas las pecas posibles".

FOTOS: Kate Middleton señalada de usar botox, ¿las arrugas la delatan?

En realidad, lo que la antigua actriz le estaba pidiendo era que captara la belleza natural de las verdaderas protagonistas de este número tan especial para ella y, en el último momento, decidió no acompañarlas para no desviar la atención de su objetivo final: inspirar a los lectores y mostrar la fuerza del colectivo femenino a través de un grupo muy diverso de mujeres y del equipo que la ha ayudado a contar sus historias.

"Hablamos de la portada desde el principio, y si Meghan debería o no aparecer en ella. Al final, decidió que sería algo excesivo en el caso de este proyecto concreto. Quería que todas las miradas se centraran en esas personas a las que tanto admira", ha explicado Edward Enninful, editor en jefe de la versión británica de la biblia de la moda.

La cuenta oficial de los Duque de Sussex en Instagram dio este 29 de julio un vistazo del trabajo realizado por la exactriz de Suit, quien será la primera editora invitada de la publicación.

Según detalla en el posteo Meghan lleva trabajando siete meses en el especial.

En las páginas de la revista se puede encontrar una entrevista con Meghan realizada por su amiga, la antigua primera dama estadounidense Michelle Obama, y una conversación entre su marido Harry y la doctora Jane Goodall y, como un guiño al público, una de las dieciséis casillas de la portada es un espejo, como un símbolo del cambio que todos podemos contribuir a crear.

El proyecto promete dar de que hablar, hasta ahora Meghan ya fue acusada de haberse robado las ideas para su colaboración en la edición de Vogue.

La Prensa