03/07/2022
01:15 PM

Más noticias

Más vivienda social vertical proponen expertos para San Pedro Sula

Tras Eta y Iota en la zona norte fueron afectadas unas 88,000 viviendas, y antes de esto, el déficit habitacional en este punto del país era de 35,000 casas.

San Pedro Sula

La ejecución de más proyectos de vivienda social vertical preponen expertos como una de las repuestas al déficit habitacional que enfrenta el país debido al creciente indice de pobreza, que empeoró como consecuencia de la pandemia de covid-19.

El primer prototipo en el país de estas obras son los condominios Hábitat de la Cordillera, que en su primera fase tuvo una inversión estimada de L40 millones y consistió en la edificación de tres complejos de tres niveles, cada uno con 18 apartamentos para un total de 54 espacios habitacionales.

Para saber

30,000 predios desocupados ha identificado Hábitat para la Humanidad en SPS, a donde se podrían ejecutar obras de viviendassocial vertical.

Este año y el próximo serán ejecutadas las siguientes dos etapas de la obra para construir siete edificios más, que entre los 10 sumarán 254 apartamentos.

La Red de Organizaciones Desarrolladas de Vivienda Solidaria (Redvisol) estima que a nivel nacional hay un déficit habitacional de más de 1.4 millones de casas, de las que unas 900,000 requieren mejoras y más de 600,000 deben ser construirsedesde cero.

Con el objetivo de buscar soluciones inmediatas, representantes de las organizaciones que integran Redvisol se reunieron ayer para definir estrategias que serán presentadas la próxima semana en Tegucigalpa a la comisión de transición del nuevo Gobierno.

Otras propuestas

El Gobierno de Juan Orlando Hernández comenzó la construcción de 500 viviendas sociales verticales en la Residencial Los Prados de Choloma para afectados por las tormentas, con una inversión de 223 millones de lempiras.

“El martes 11 de enero a las 2:00 pm habrá una reunión con la comisión y presentaremos las propuestas de qué se puede hacer para enfrentar el problema”, dijo Alcides Andrade, vicepresidente de Redvisol y director ejecutivo del Instituto para la Cooperación y Autodesarrollo (Icade).

El urbanizador detalló que solo en la zona norte, tras el paso de las tormentas tropicales Eta y Iota, se vieron afectadas 88,000 viviendas, y antes de los fenómenos, el déficit habitacional en este punto era de 35,000 hogares.

Alberto Benítez, director de Hábitat para la Humanidad, refirió que Honduras necesita un programa multianual de mejoramiento de los barrios y hacinamientos irregulares, principalmente en San Pedro Sula.

“Principalmente el de los 16 bordos donde habitan aproximadamente más de 20,000 familias, por lo que el programa es prioritario para la ciudad”, agregó.

Los desarrolladores de vivienda esperan que el Gobierno entrante logre instalar la Secretaría de Vivienda Solidaria y Asentamientos Humanos, la cual ya está reglamentada y aprobada.

Representantes de las organizaciones de Redvisol se reunieron ayer para definir una ruta de trabajo con nuevos proyectos.