26/11/2022
08:12 PM

Más noticias

“Solo quiero volver a darles clases a mis niños”: maestra tras ser sobreseída

La mujer, que se ha dedicado a la docencia desde hace 26 años, manifestó que no agredió al menor que aparece en el video y que nunca ha sido su intención lastimar a sus alumnos.

San Pedro Sula

“Solo quiero volver a darles clases a mis niños”, expresó entre lágrimas la profesora Mirna Castillo, a quien el Juzgado de Letras seccional de Choloma le dictó sobreseimiento definitivo el pasado lunes.

Castillo fue requerida el 17 de agosto y llevada ante la justicia por el presunto delito de tratos degradantes, crueles e inhumanos cometidos por funcionarios, luego de que un video en el que presuntamente agredía a un menor se hiciera viral en redes sociales.

La docente, de 48 años, relató a Diario LA PRENSA que tiene 26 años de trabajar enseñando a niños y jóvenes en centros educativos, y que nunca se imaginó pasar por una situación como la que ha vivido en los últimos meses.

Resolución

De acuerdo con el documento, emitido el pasado lunes 26 de septiembre, al que tuvo acceso Diario LA PRENSA, la jueza que llevó el caso dictó sobreseimiento definitivo luego de determinar que la versión del menor no era creíble por “las diversas contradicciones en sus dichos”. En cuanto a las pruebas de descargo aportadas por la parte acusadora, estas fueron consideradas “únicamente referenciales y de arraigo personal y laboral”, por lo que las medidas cautelares en su contra, impuestas en la declaración de imputado, fueron revocadas.

La mujer, que trabaja en la escuela Armando Gale, en el sector de la colonia López Arellano desde hace 21 años, compartió que este ha sido un proceso difícil para ella y su familia.

Desde que el video comenzó a circular en redes, la profesora Mirna no ha querido visitar lugares públicos por temor a los señalamientos o represalias que las personas puedan tomar si la llegan a reconocer.

Temor

“Uno se siente señalado, siento que no puedo andar en lugares públicos, he pasado con nervios estos últimos días y he tenido problemas de salud a causa de todo este asunto”, dijo la maestra con voz entrecortada.

Agregó que ella es madre y tiene un nieto, por lo que “nunca” ha sido su intención hacerle daño a sus muchachitos, como llama de cariño a sus alumnos.

Proceso

Castillo está a la espera de la resolución de la Dirección Municipal de Educación para regresar a su trabajo.

Repecto al incidente, indicó que ese día no se encontraba ninguna autoridad administrativa en la escuela, por lo que ella salió de su salón a llamarle la atención a los menores que estaban haciendo ruido, pero aseguró que no agredió al pequeño que se aprecia en el video, lo que quedó constatado en la resolución que emitió el juzgado.

Acerca de las 24 horas que estuvo detenida, dijo que le han afectado emocionalmente y que es algo que no se le desea a nadie.No obstante, expresó: “Son pruebas que a veces toca pasar en la vida. Le agradezco a Dios porque me ha brindado la fortaleza para mantenerme en pie”.

Ayer, tras salir de una audiencia de descargo en la Dirección Departamental de Educación de Cortés, la profesora Mirna dijo que lo que más extraña es estar en su aula, dándole clases a sus alumnos de tercer grado y agradeció al Colegio Profesional Superación Magisterial Hondureño (Colprosumah) por el apoyo que le ha brindando y por facilitarle asesoría legal durante todo el proceso.

La profesional de la educación perdió su segundo empleo debido a la acusación y juicio en su contra