22/04/2024
12:46 AM

Vendedores tienen hasta hoy para abandonar vías públicas

La Municipalidad ha recibido denuncias de accidentes viales ocurridos en el centro de la ciudad, debido al poco espacio que hay para transitar.

San Pedro Sula

Hoy vence el plazo de 72 horas otorgado por la Municipalidad para que vendedores que ocupan aceras y vías públicas de la ciudad las despejen a fin de evitar multas y contribuir a la libre circulación.

El lunes, tras una campaña de socialización, autoridades del departamento de Movilidad Urbana en conjunto con la Policía Municipal, realizaron una jornada de operativos en la 6 calle, 6 avenida, de barrio El Centro, así como en otros puntos conflictivos de San Pedro Sula, para orientar a los propietarios de negocios y advertirles sobre las sanciones que pueden enfrentar de no acatar la determinación.

Tenga en cuenta

- El artículo 29 del Plan de Arbitrios vigente establece que ninguna persona jurídica o natural puede usar las vías públicas para actividades de comercio, exhibición de artículos, rótulos, casetas, glorietas, galeras, viviendas, talleres, etc.

- El decomiso de unidades, equipo, mercadería y la multa deberá ser cancelada en un término de tres meses, salvo que se trate de productos perecederos, solo se otorgará un plazo de 72 horas para efectuar el pago de la multa establecida.

- 3,000 lempiras de multa se exponen a pagar vendedores que no acaten la medida. Esta cifra puede ser mayor si el propietario del negocio reincide en los llamados de atención.

Jimmy Barahona, director de Movilidad Urbana, dijo que el plan de reordenamiento de la ciudad es un hecho, al tiempo que pidió la colaboración de los pobladores para que las acciones tengan buenos resultados.

Indicó que han recibido denuncias respecto a accidentes ocurridos en calles del centro, debido al poco espacio que queda en la calle o las aceras para la movilización de vehículos y peatones.

“El llamado es a propietarios de negocios, empresas, talleres y otros de la ciudad. De lo contrario, habrá decomiso de mercadería y otros productos”, advirtió Barahona.

Piden reubicación

Vendedores informales exigieron ayer al alcalde Roberto Contreras espacios dignos donde puedan trabajar sin molestar, pero sobre todo sin dejar de generar ingresos para sus familias.

“Nosotros no nos negamos a retirarnos, pero que también entiendan que estas calles han sido por años nuestro lugar de trabajo y no tenemos a dónde más ir con nuestra mercadería”, comentó la vendedora Ruth Lizama.