20/05/2024
01:51 AM

Tres meses es lo mínimo que tarda permiso de construcción

El máximo es de hasta cuatro años, en el caso de urbanizaciones es lo que tarda la autorización municipal, 608 obras ilegales se registraron en 2023.

SAN PEDRO SULA

En 2023, la alcaldía sampedrana emitió 727 permisos de construcción de índole comercial, residencial e industrial.

La confianza del inversionista en el desarrollo y progreso de San Pedro Sula es alta, debido a eso, constantemente surgen nuevos proyectos que generan empleo desde su construcción y en operaciones, sin embargo, expertos destacan que si los tiempos para obtener los permisos fueran menos, la inversión sería mucho mayor.

Datos proporcionados por la alcaldía de San Pedro Sula detallan que de enero al 12 de abril, han emitido 127 permisos de construcción en proyectos residenciales, comerciales, de servicio, industriales e institucionales.

Han aprobado ocho proyectos de uso comercial y están pendientes de aprobación 18 proyectos de torres de condominios que se encuentran en proceso de evaluación.

Pero es importante indicar que así como hay construcciones con su permiso en tiempo y forma, hay quienes comienzan a construir sin haber tenido la aprobación de la municipalidad.

A lo largo y ancho de la ciudad se pueden observar obras en construcción detenidas que tienen un cartel visible que indica que es una “obra ilegal”, esto significa que el proyecto no cuenta con la autorización municipal.

" Deben tener más personal para sacar la cantidad de permisos en menos tiempo. "

En 2023 se registraron 608 construcciones sin autorización en la Dirección de Edificaciones y Permisos de Construcción.

En lo que va de este año, ya se documentaron 180 construcciones sin permiso, es decir, un número más alto que los proyectos aprobados que son 127.

“Durante el año 2024 se han aplicado las multas a todo tipo de obras nuevas sin importar el uso”, indican autoridades. La multa para los evasores, de acuerdo con el Plan de Arbitrios, es del 2% sobre el valor de la construcción.

Cabe destacar que muchas personas desconocen que tramitar el permiso de construcción en la alcaldía no es una obligación exclusiva para las grandes obras, proyectos menores también deben tener licencia.

Por ejemplo, el Plan de Arbitrios indica que se considera obras menores o complementarias los siguientes trabajos constructivos: ampliaciones de hasta 45 metros cuadrados que incluya: cambio de cerámica, cambio de cubierta de techo de lámina a lámina o lámina a losa, muros menores a 3.00 metros de altura, indistintamente del uso, remodelación de fachadas y demoliciones menores a 45 metros cuadrados.

Regulaciones

Osmín Bautista, exvicealcalde sampedrano, manifestó que no hay una respuesta expedita en las solicitudes de proyectos de construcción, lo que causa que algunos comiencen a construir sin el permiso. “La misma municipalidad se está convirtiendo en una limitante para las inversiones, deben ser más expeditos esos permisos”, indicó.

Bautista enfatizó que es una tramitología poder obtener la licencia de construcción.

“Hay gente que tiene el préstamo aprobado por el banco y ya le están cobrando los intereses y la municipalidad quizá ni les ha aprobado el permiso”.

Los permisos pueden tardar de tres a seis meses y hasta un año dependiendo de su tamaño, rubro y demás factores, en el caso de las urbanizaciones es hasta tres años, indican.

" Se deben simplificar los procesos y reclasificar el uso de suelos, esto limita la inversión. "

El costo del permiso equivale a un 1% del valor de la obra. Alejandro Puerto, presidente del Colegio de Ingenieros Civiles de Honduras (CICH) Capítulo Noroccidental, está de acuerdo que obtener el permiso lleva su proceso, indicando que el mínimo son tres meses en obras menores, pero asegura que es la única forma de que el desarrollo de una ciudad se haga de forma ordenada.

“Sé de obras que propusieron en su permiso diseñar una obra de un tamaño y construyeron de otro tamaño distinto”, compartió.

Fabián Brown, expresidente de la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción (Chico), opinó que hay obras catalogadas como ilegales porque en algo no han cumplido con la ley y se debe respetar la ley.

“Lo complicado es cuando la ley se convierte en algo difícil, el tema de permisos de construcción en San Pedro Sula siempre ha sido algo complejo, la alcaldía ha mejorado, pero no en puntos significativos eso nos deja en desventaja con otras ciudades de Latinoamérica”, aseveró Brown.

Este año se han autorizado 127 proyectos, pero 180 se han encontrado de forma ilegal.