11/04/2024
08:29 PM

Salud dice que recontratará a empleados del Leonardo Martínez

El Sindicato anunció que fueron comunicados que 14 trabajadores serán despedidos. Fundación dice que entrega todo en orden y completo

San Pedro Sula, Honduras.

Brigadas médicas, consultas gratuitas y una serie de mejoras en la infraestructura, equipo renovado y quirófanos funcionando al 100% son algunos de los logros obtenidos en el Hospital Leonardo Martínez bajo la administración de la Fundación.

Amparado en un decreto, el hospital comenzó a ser administrado por la Fundación Leonardo Martínez con recursos y directrices de la Secretaría de Salud, SESAL.

Por suspensiones de servicio de la Enee quedan sin agua sampedranos

Sin embargo, por decisión gubernamental, la administración pasa nuevamente al gobierno, dejando de lado a la Fundación, quien físicamente ya entregó las instalaciones. Únicamente falta hacerlo de manera formal, ya que aún no han terminado la auditoría.

La última orden recibida en la Fundación por parte de la Secretaría de Salud fue que, al cesar las funciones, procedieran a terminar la relación con los 337 empleados, y fue lo que ocurrió. Unos 80 de ellos fueron notificados de que no los llamarían si los necesitaban, lo que consideraron como un despido.

El ahora expresidente de la Fundación, el médico José Samara, indicó que la Fundación solo fue administradora y que todo se realizó de manera transparente. “Cada año se realizaban cuatro auditorías y los logros están a la vista. Lo más importante es que nunca se cobraron los servicios, medicinas y cirugías”, dijo.

En el hospital Leonardo Martínez se realizan brigadas médicas gratuitas igual que los servicios, los trabajadores protestaron ayer por los despidos.

Aclaró que, como fundación, nunca tomaron decisiones por sí solas, ya que todo era con el visto bueno de SESAL.

Realidad

Los empleados afectados protestaron y el presidente del Sindicato de Trabajadores de la Medicina, Hospitales y Similares (SITRAMEDHYS), Wilmer Pérez, explicó que los compañeros contratados recibieron el finiquito y a unos 80 les informaron que los llamarían si los necesitaban.

Explicó que están claros de que es una decisión de la Secretaría de Salud, ya que la Fundación era solo administradora.

Al lugar se presentó la ministra de Salud, Karla Paredes, quien se reunió con los afectados y con los médicos que se harán cargo de la administración a partir de ayer.

Pérez dijo que no hubo firma de acta de compromiso, ya que la ministra les pidió confiar en su palabra. “Ella se comprometió a no despedir a compañeros que están dentro de la institución, pero sí se están despidiendo a 14 que ya tienen más de 65 años y están bajo la modalidad de contrato, demandaron al Estado y ganaron”, indicó.

Pérez recordó que bajo la modalidad de contrato eran 337 con la Fundación y 15 que ya estaban.

Para el sindicalista, se debe ser justo porque son trabajadores de todas las áreas. “El salario más bajo era de 15 mil lempiras, pues se nivelaron”, dijo. Indicó que a ellos los finiquitó la fundación por orden de SESAL y hoy esperan que la ministra cumpla su palabra y no vuelvan a cobrar los servicios de salud como lo habían logrado.

Explicó que el doctor Fredy Chacón seguirá fungiendo como director del hospital y habrá cambios en algunas jefaturas. “Nosotros nos mantendremos pendientes de que se cumpla”, dijo.

La ministra, Karla Paredes, aseguró que los empleados que laboraban con la fundación y que fueron finiquitados pasarán a formar parte de la Secretaría de Salud. No se mencionó hasta el momento cómo será el funcionamiento del mismo, pero sí que estará bajo la dirección de un médico.

Pese a todo el alboroto que se armó en el hospital, que era administrado por la fundación bajo las órdenes de SESAL, la ministra dice que no hay despidos, porque la Secretaría de Salud, SESAL, no ha contratado a nadie en el Hospital Leonardo Martínez, sino a una fundación privada.

Ella confirmó la reintegración de trabajadores despedidos en el Hospital Leonardo Martínez, mencionando que más de 80 despidos no ocurrieron ya que la fundación gestora finalizó su gestión.

Salud asume el control directamente y comunica cambios en la gestión, con más de 200 empleados llamados a regresar bajo nueva dirección.

Reiteró que nunca hubo despidos directos por parte de la Secretaría, sino un cambio en la gestión anterior que cumplió con sus obligaciones laborales.