28/01/2023
12:56 AM

Más noticias

Mujeres inspiran a través de su historia, lucha y buenas acciones

  • 24 enero 2023 / 20:14 PM /

Estas ciudadanas destacan por su don de servicio con los más necesitados, pero también por su postura al exigir seguridad y respeto a sus derechos.

San Pedro Sula

El 25 de enero se celebra el Día de la Mujer Hondureña en memoria de la primera conquista política de las mujeres en 1955: el derecho al sufragio, durante el gobierno de Julio Lozano Díaz.

Fue una lucha histórica, cuyo logro principal fue el reconocimiento de sus derechos políticos, que permitió que las mujeres pasaran del campo doméstico al campo público y político.

Desde entonces, las mujeres han adquirido un papel más importante dentro de la sociedad, convirtiéndose en agentes de cambio y en personas que trabajan por una transformación positiva en sus entornos.

El impacto de su lucha, historia y buenas acciones hace que destaquen entre la multitud, logrando el título de heroínas dentro de sus círculos de incidencia.

Son madres, hermanas, hijas y amigas, pero sobre todo seres humanos que buscan lo mejor para sus semejantes.

“Yo quiero permanecer en esta obra hasta que Dios me lleve a su lado. Nací para servir, nací para cargar con el dolor que llevan los demás”, dijo María del Carmen Buezo, directora del hogar El Buen Samaritano, dedicado al cuidado de personas con discapacidad.

Desde sus diferentes cargos y funciones, las féminas piden condiciones de igualdad en todos sus derechos y vivir libres de todas las formas de discriminación, esto para el logro de los derechos humanos, la paz y la seguridad y el desarrollo.

María Irías Ríos: “Me afecta el dolor ajeno”

Ha habido muchas mujeres en la historia de Honduras que han luchado por muchos derechos de la población y han sido nombradas y premiadas por diferentes entidades.

En San Pedro Sula tenemos a una mujer que desde hace mucho ha cambiado la vida de niños y jóvenes en el país, menores que viven en hogares que llamamos orfanatos y donde la desesperanza se hace sentir en cada uno de ellos.

Sin embargo, los que han pasado por las manos de María Iris Ríos llevan su sello de amor y dedicación. Hace más de 20 años, María Iris brinda amor y protección a niños en vulneración de derechos y se ha comprometido con más de 30 jóvenes de la fundación Amor y Vida que viven con VIH/sida a que cada uno de ellos cumpla su sueño y aprenda a vivir con la condición sin dejar de mejorar. “Me afecta el dolor ajeno, desde niña sentía esa empatía”, comentó.

Mujeres inspiran a través de su historia, lucha y buenas acciones

“Aquí podemos soñar”: Esperanza Escobar

La presidenta de la Asociación Nacional de la Mediana y Pequeña Industria de Honduras (Anmpih), Esperanza Escobar, es otra hondureña que sobresale por su incansable apoyo a un sector en específico de nuestra sociedad, los mipymes. La líder de la microempresa sostiene que en Honduras se puede salir adelante y construir los cimientos para un mejor futuro, pero se debe trabajar y ser optimista.

Escobar es reconocida en el ámbito por siempre motivar a los jóvenes, desempleados y personas mayores a que emprendan sus propios negocios.

“Las personas del interior del país no necesitan venir a la ciudad, ahí donde residen pueden iniciar su emprendimiento. Abran sus negocios y empresitas en sus pueblos, aldeas y caseríos”, señaló la dirigente en una entrevista. Escobar exhorta al Gobierno a mejorar las condiciones para impulsar a la pequeña industria.

Mujeres inspiran a través de su historia, lucha y buenas acciones

“La oración es mi respaldo”: María del Carmen

No todos los ángeles tienen alas ni todos los héroes usan una capa, y la hermana María del Carmen Buezo es prueba de ello.

Desde 1986 ha estado al frente a la casa hogar El Buen Samaritano, un refugio para menores huérfanos y personas con discapacidad, donde permanecen niños, jóvenes y adultos con hidrocefalia, microcefalia, parálisis cerebral infantil, síndrome de Down, espina bífida, atrofia muscular, retraso mental, entre otras afecciones.

“Me ha motivado el llamado de Dios a través de la necesidad de los más pobres. La situación de abandono que tienen estos niños porque la mayoría son huérfanos. No me canso de servir, la oración es mi respaldo, me mantiene la eucaristía y la convivencia humanitaria”, refirió. Su anhelo es poder estar al frente al hogar por el resto de sus días y morir ayudando a los más desprotegidos.

Mujeres inspiran a través de su historia, lucha y buenas acciones

“Creo que Dios me iluminó”: Linda Coello

Desde que era una niña, Linda Coello, fundadora de Cepudo, supo lo que quería hacer en la vida, y es servir a los desamparados, herencia que le dio su madre, pues su progenitora tenía el don de la caridad.

Al crecer, para lograr su objetivo se involucró en la política, pues creyó que así sería más fácil el camino. Fue estando en la municipalidad sampedrana que a Coello se le ocurrió el nombre de Cepudo para su organización.

“Creo que Dios me iluminó para el nombre, porque quién no se acuerda de Cepudo, es un nombre bien fácil de hacer. Y es lo que hacemos, capacitamos, educamos, producimos, unificamos, que es la que más me gusta: desarrollamos, y sin organización no podríamos hacer todo lo que hacemos”, expresó.

Hasta la fecha, Cepudo está en 219 de los 298 municipios de Honduras, beneficiado a miles de personas.

Mujeres inspiran a través de su historia, lucha y buenas acciones

“Tenemos 20 años de lucha”: Dina Aguilar

Para Dina Aguilar lo más importante es la educación, es por eso que lleva 20 años a cargo de la fundación Misioneros de Esperanza, dedicada a impulsar programas educativos y otros componentes como salud e infraestructura. La líder social junto con un grupo de voluntarios impulsan la misión en El Merendón, adonde trabajan con niños, jóvenes y adultos en la formación académica, humana y cristiana.

Cada año hacen entrega de útiles escolares y diferentes actividades con pobladores de las aldeas de la zona.“Tenemos 20 años de lucha, nuestro trabajo de voluntariado se basa en las enseñanzas de nuestro Señor Jesucristo, de proveer al necesitado, visitar al enfermo, compartir el Evangelio de Jesús y sobre todo llevar esperanza”, puntualizó Aguilar.

Cada año, más de 1,000 menores son favorecidos con donaciones de mochilas y útiles.

Mujeres inspiran a través de su historia, lucha y buenas acciones